•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ultraderechista Jair Bolsonaro, quien aspira a la presidencia de Brasil, confirmó hoy que promueve la realización de una "cumbre conservadora", que congregue a diversos líderes de la derecha latinoamericana.

"Una de las ideas es presentar una cara opuesta al Foro de Sao Paulo", organización formada por movimientos de izquierdas de la región, declaró Bolsonaro en una rueda de prensa celebrada en el marco de un foro empresarial.

"Queremos un Brasil y una América Latina libres, que crezcan, que sean capitalistas y procuren ser iguales a los mejores países y no a los menos desarrollados" o a "dictaduras que no tienen amor por la democracia y la libertad", apuntó.

También: Lula reitera su candidatura presidencial en carta en que pide justicia

Según el exmilitar, esa "cumbre" será realizada a fines de este mes en Foz do Iguaçu, ciudad situada en la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

El precandidato a la presidencia de Brasil por el Partido Social Cristiano (PSC), Jair Bolsonaro

Aunque no precisó nombres, aseguró que ya está comprometida la participación de "líderes conservadores" de Argentina, Brasil, Chile y otros países, y que también podría asistir el presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Según Bolsonaro, esa cumbre enviará un "mensaje muy claro" a la región: "No queremos ser como Venezuela u otros países dictatoriales del mundo".

Lea: Grupo Globo pide a periodistas evitar opiniones políticas en redes sociales

Lea: La violencia le cuesta a Brasil el 5.5 % de su PIB cada año

De acuerdo con las últimas encuestas, Bolsonaro luce como favorito para las elecciones de octubre próximo en Brasil por un muy escaso margen y lidera la intención de voto con un 17 %, por encima de la ecologista Marina Silva (13 %), el laborista Ciro Gomes (8 %) y del socialdemócrata Geraldo Alckmin (6 %).

Aún así, se da la paradoja de que los sondeos los lidera el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel por corrupción y virtualmente inhabilitado por normas que impiden postular a un candidato con una condena ratificada en segunda instancia, como es su caso.