•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Seis de los nueve dirigentes independentistas encarcelados durante meses cerca de Madrid llegaron este miércoles a una prisión en Cataluña después de que el gobierno español anunciara su traslado para acercarlos a sus familias, informó una portavoz del departamento regional de Justicia.

A lo largo del día, los presos ingresaron en prisiones a 70 y 140 km de Barcelona, en función de si eran hombres o mujeres, señaló esta portavoz.

 Lea: Gobierno regional catalán toma posesión y recobra el control de instituciones

Entre los trasladados destacan el exvicepresidente regional Oriol Junqueras, la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell o los líderes de asociaciones independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Su acercamiento se produjo en vísperas de la primera reunión el lunes en Madrid entre el presidente independentista catalán Quim Torra y el nuevo jefe de gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, que prometió normalizar las relaciones entre Barcelona y Madrid.

El ministerio del Interior español había anunciado el lunes el traslado de estos seis líderes que llevaban meses en prisión preventiva cerca de Madrid por su participación en el intento de secesión de Cataluña en octubre.

 De interés: Presidente catalán forma un gobierno sin políticos presos ni exiliados

La próxima semana se espera también el traslado de los otros tres encarcelados, señaló la portavoz del departamento regional de Justicia.

Junto a otros exmiembros del gobierno actualmente en el extranjero, como el expresidente Carles Puigdemont, están acusados de rebelión a raíz de la fallida declaración de independencia del Parlamento regional el 27 de octubre.

La decisión de acercarlos a sus familias, que debían recorrer, en viaje de ida y vuelta a la región de Madrid, más de 1.200 km para visitarlos fue criticada por la oposición conservadora, que acusó a Sánchez de premiar a los independentistas por haber apoyado su moción de censura que desbancó a Rajoy.

 Además: Rajoy sacará adelante los presupuestos pese a la tormenta catalana

Sin embargo, no satisface plenamente a los separatistas que los consideran "presos políticos" encarcelados por motivos ideológicos.

"Hoy los tenemos más cerca pero no están donde tienen que estar, en la calle", dijo el presidente regional, Quim Torra, apartando este acercamiento de la negociación que quiere iniciar con Sánchez.

"El acercamiento es una obligación legal, no es ninguna concesión política", afirmó Torra.

El presidente anunció posteriormente que visitaría por la tarde a los presos y participaría en las manifestaciones convocadas por las asociaciones separatistas frente a las cárceles para reclamar su libertad.