•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 2.500 armas de fuego fueron inutilizadas hoy en Chile en una destrucción masiva de armamento que estaba bajo custodia de Carabineros, bien fuera por la entrega voluntaria o por la incautación en la comisión de un delito.

Pistolas, escopetas, revólveres y fusiles de cerrojo, entre otras, fueron sacadas de circulación definitivamente con dos métodos: a través de un corte con una sierra radial y aplastándolas hasta destrozarlas con prensas hidráulicas.

En el acto, que tuvo lugar en la Prefectura de Armas y Explosivos de Carabineros en Santiago, participaron varias decenas de agentes y miembros de la Fiscalía para dar cuenta de los números de serie de cada arma.

Lea: Estudio alerta sobre libre circulación de armas en Centroamérica

Así, una por una, el proceso fue similar para las 2.500: revisión del número de serie para asegurar que coincida con el indicado en el listado, traslado del arma al proceso de destrucción, prensado del tambor de la munición para las calificadas como armas cortas o corte del cañón para las armas largas, y su lanzamiento a un contenedor.

Sebastián Piñera, presidente de Chile

El general de Carabineros Diego Olate explicó que las armas que se han destruido "fueron incautadas por Carabineros y luego de un proceso de investigación se determina su destrucción por parte de la autoridad fiscalizadora".

"Aproximadamente 1.000 de estas armas participaron en diferentes tipos de delitos, como porte y tenencia de armas de fuego, violencia intrafamiliar, algunos delitos relacionados con la ley de control de drogas, y en algunos casos delitos tan violentos como el homicidio", dijo Olate a la prensa.

También: Donald Trump dice que los periodistas deben poder trabajar sin "miedo a un ataque"

Asimismo, el general destacó que 1.500 armas de fuego "fueron entregadas por la comunidad en forma voluntaria en las diferentes unidades de Carabineros distribuidas a lo largo del país".

Olate destacó que ese número da fe del éxito de la campaña "Entrega tu arma", que promueve que la ciudadanía entregue de manera voluntaria y anónima a la policía armas no autorizadas o que no están registradas.

El proceso forma parte del plan del Gobierno del presidente Sebastián Piñera para mejorar la seguridad en Chile que fue lanzado en abril pasado.

"Queremos hacer un llamado a la gente para que vea que en esto resulta finalmente su entrega de las armas. La destrucción se produce de todo el armamento que es entregado. Nada de este armamento es redestinado al uso, sino que es completa y absolutamente destruido", subrayó Olate.

El general afirmó que las armas destruidas hoy fueron entregadas este 2018, aunque puntualizó que parte de las que habían sido requisadas por delitos de algún tipo podrían ser anteriores debido a que es necesaria la finalización del juicio para que la Justicia determine la destrucción.

Le puede interesar: Santos dice que desarme hace un año de las FARC ayuda al desarrollo cafetero

Esta destrucción masiva de armamento finalizará en otra jornada en la que los restos ya inutilizados de estas armas se llevarán a una fundición para hacerlas desaparecer por completo en los hornos.

La Comisión Material de Guerra de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile comenzó sus actividades en 1990, y desde esa fecha hasta el 2017, se han destruido 132.766 armas de fuego.

El proceso forma parte del plan del Gobierno del presidente Sebastián Piñera para mejorar la seguridad en Chile que fue lanzado en abril pasado.

"El control de armas será un tema central, sobre número y potencia, porque ha habido un aumento considerable de estas" dijo el mandatario entonces.

La Comisión Material de Guerra de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile comenzó sus actividades en 1990, y desde esa fecha hasta el 2017, se han destruido 132.766 armas de fuego.