•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, rechazó hoy la ola de violencia contra líderes sociales y políticos en Colombia y prometió que cuando llegue al poder trabajará en una "agenda de legalidad" con "sanciones ejemplares", en la que "al criminal se le diga que el que la hace, la paga".

"Aprovecho esta oportunidad para, desde la ciudad de Washington, rechazar categóricamente los hechos de violencia que se han presentado en los últimos días en Colombia con líderes sociales y también la violencia que se ha visto con personas que ejercen la dirigencia política", dijo Duque en declaraciones a periodistas.

El presidente electo, que habló con la prensa en Washington después de reunirse con el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, se refería así a los asesinatos de varios líderes sociales en los últimos días, condenados también hoy por el actual mandatario, Juan Manuel Santos.

Lea: El presidente colombiano condena ola de asesinatos de líderes sociales

"Como presidente de los colombianos, estaré trabajando intensamente por la protección de todos los líderes sociales, por la protección de todos los líderes políticos y porque se pueda avanzar con rapidez en la investigación y que los responsables de esos delitos sean llevados a la Justicia y tengan además una sanción ejemplar", subrayó Duque.

Iván Duque, presidente electo de Colombia

El político del uribista Centro Democrático (derecha), que asumirá el poder el próximo 7 de agosto, insistió en que no acepta "que ninguna persona se vea amenazada por su pensamiento, por su raza, por sus condiciones personales".

"Lo que quiero es un país donde brille la legalidad y donde todos los colombianos se sientan protegidos, de manera que voy a trabajar desde el primer día de Gobierno para que en Colombia tengamos una agenda de legalidad y que al criminal se le diga que el que la hace, la paga", añadió.

También: Un total de 109 personas LGBT fueron asesinadas el año pasado en Colombia

Duque no citó ningún caso en particular, pero en los últimos días han sido asesinados al menos cuatro líderes sociales en todo el país.

Margarita Estupiñán, la presidenta de la Junta de Acción Comunal de su barrio, fue asesinada el pasado martes a tiros su propia casa situada en el corregimiento de Llorente (Tumaco).

Ese crimen se suma a los de Ana María Cortés y Felicinda Santamaría, perpetrados en los últimos días en los departamentos de Antioquia y Chocó, así como al de Luis Barrios Machado, asesinado a tiros el martes en su casa del municipio de Palmar de Varela (Atlántico), cuando veía por televisión el partido de la selección colombiana con Inglaterra en el Mundial de Rusia.

Santos ordenó hoy al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, que envíe a inspectores de la Policía y el Ejército a los departamentos de Nariño y Cauca, dos de los más problemáticos.

Le puede interesar: Colombia confirma que cuerpos encontrados en Tumaco son de pareja ecuatoriana

El director del cuerpo elite de la Policía para la protección de líderes sociales, coronel José Restrepo, aseguró hoy que al menos 178 líderes sociales han sido asesinados en Colombia desde que se firmó en 2016 el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.