•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La policía cree que los dos británicos hospitalizados en estado crítico tras haber sido expuestos al agente nervioso Novichok en el condado de Wilshire (sur de Inglaterra) se intoxicaron al manipular un objeto contaminado, informaron hoy las fuerzas de seguridad del Reino Unido.

"Tras haber realizado nuevos exámenes a las muestras de los pacientes, ahora sabemos que fueron expuestos al agente nervioso tras manipular un objeto contaminado", señaló en un comunicado la policía británica.

 Lea: 6 muertos y 120 intoxicados por beber agua contaminada en Pakistán

Hasta ahora nadie más ha presentado los mismos síntomas que llevaron a la hospitalización el pasado sábado de Charlie Rowley, de 45 años, y Dawn Sturgess, de 44.

La pareja está ingresada en el mismo hospital de la localidad inglesa de Salisbury donde fueron tratados el exespía ruso Sergéi Skripal y su hija Yulia cuando en marzo fueron envenenados con la misma sustancia, un ataque del que el Gobierno británico ha culpado al Kremlin.

 Lea más: Universitarios resultan envenenados durante manifestación en Nicaragua

"Los detectives están trabajando tan rápido y diligentemente como es posible para identificar el origen de la contaminación", subrayó la policía, que continúa una búsqueda "meticulosa y sistemática" en "diversos lugares" de Salisbury, donde fueron envenenados los Skripal, y Amesbury, la población cercana donde viven Rowley y Sturgess.

En marzo de este año, un exespía fue envenenado con este mismo químico. Foto: Archivo / END.Las fuerzas de seguridad aseguran que no hay evidencias de que la pareja intoxicada visitara los mismos lugares que fueron descontaminados tras la intoxicación del antiguo espía ruso.

 Además: Putin se alegra del alta de Skripal y le desea buena salud

La policía tampoco puede confirmar a estas alturas de la investigación si el agente nervioso con el que han estado en contacto pertenece al mismo "lote" que el que envenenó a los Skripal.

Las pesquisas, en las que están involucrados cerca de un centenar de agentes de la unidad antiterrorista británica, avanza "rápidamente", según el comunicado de la policía.