•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía y la Policía Nacional de Paraguay intervinieron hoy la cárcel de Emboscada, a unos 40 kilómetros de Asunción, donde presuntamente se organizó el falso secuestro este miércoles de un niño, dirigido a extorsionar a los padres de la víctima.

En el registro se incautaron tres teléfonos móviles que utilizaba un recluso conocido como el "hombre de las mil voces" debido a contar con antecedentes en ese tipo de delitos cometidos desde esa prisión, explicó en conferencia de prensa el fiscal Javier Ibarra.

 Lea: En libertad guardia chileno detenido por caso de torturas a reos ecuatorianos

Los hechos que propiciaron la intervención fueron el supuesto rapto de un menor de 12 años en el Gran Asunción, al que el delincuente llamó por teléfono e "hizo creer que habían secuestrado a su madre", según la investigación.

Autoridades paraguayas dijeron que desde la cárcel se había planeado un secuestro de un menor. Foto: Cortesía / END.En esa comunicación, el preso hizo salir al menor de su casa con joyas y dinero, con las que debía pagar para que liberaran a la madre, y que le fueron sustraídas por alguien sin identificar.

Mientras el niño "deambulaba a unas cuadras de su casa", el chantajista llamó al padre para decirle que habían secuestrado al menor y pedir un rescate.

 Lea más: Parlamento venezolano repudia torturas a militares presos y exige su libertad

Sin embargo, el padre presentó denuncia a la Policía, que sospecha que el preso actuaba con algún cómplice en el exterior.

Según explicó en la misma rueda de prensa el comisario de la Unidad Antisecuestros de la Policía Nacional, Jorge Olmedo, ese era el modo en que actuaba el secuestrador, que era el líder de una organización dedicada a ese tipo de extorsiones que fue desmantelada en 2016.

Olmedo relató que ese modus operandi se basaba en "sacar a la víctima de su casa con engaños telefónicos" para hacer creer a la familia que se trataba de un secuestro real.

Posteriormente chantajeaba a sus familiares, también telefónicamente, para que pagasen un rescate.

 Además: Informe señala "crisis" en cárceles de Costa Rica con exceso de población del 30%

La entrega del dinero se realizaba mediante "un giro que se cobraba por partes en diferentes casas de cobro del país", lo que indicó a los investigadores la existencia de "una organización compleja con vínculos dentro y fuera de la prisión".

En el registro se incautaron tres teléfonos móviles que utilizaba un recluso conocido como el "hombre de las mil voces". Foto: Cortesía / END.La elección de las víctimas se "realizaba al azar en la guía telefónica" y, una vez seleccionada, el sospechoso "investigaba sus redes sociales" para obtener información que luego utilizaba en la extorsión.

El comisario añadió que el recluso "tiene 6 causas abiertas y dos condenas firmes" por hechos de la misma naturaleza, aseguró el fiscal.

 También: Costa Rica decomisó en cárceles droga por 2 millones de dólares en 2017

La policía investiga ahora otras denuncias y "no descarta" la posibilidad de que existan más víctimas de ese sujeto y el fiscal Ibarra señaló "que hay que buscar a los responsables" que permitieron al recluso tener tres celulares dentro de la prisión.