•   Ammán, Jordania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Casi todos los sirios que se vieron desplazados por la ofensiva gubernamental en la provincia sureña de Deraa han regresado a sus hogares, después de que las partes en conflicto llegaran hace dos días a un acuerdo de alto el fuego, dijo hoy la ONU.

El coordinador humanitario de Naciones Unidas en Jordania, Anders Pedersen, aseguró hoy a los medios que solo "entre 150 y 200 sirios desplazados permanecen" cerca de la frontera jordana con Siria.

Las Naciones Unidas estimaron anteriormente en unos 320.000 los sirios que huyeron de sus hogares en las últimas semanas debido a la ofensiva siria y de su aliada rusa contra las facciones rebeldes e islamistas en Deraa, limítrofe con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Le puede interesar: Pompeo y Lavrov conversan sobre Siria, Corea y la cumbre entre Trump y Putin

El Gobierno jordano se mantuvo firme al negarse a permitir la entrada de nuevos refugiados sirios, aludiendo "motivos de seguridad", a pesar de la creciente presión de las organizaciones internacionales para abrir las fronteras.

Desde el inicio de la ofensiva el pasado 19 de junio, al menos 162 personas, entre ellas 32 menores y 33 mujeres, han perdido la vida en Deraa, de acuerdo al último recuento de la ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de observadores en el terreno.

De hecho, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró hoy que la guardia de fronteras jordana ha abierto fuego contra los sirios que intentaban cruzar hacia el territorio jordano, una información que no ha sido confirmada por las autoridades del reino.

Pederson pidió un "acceso sin obstáculos" a los sirios en las áreas de Deraa y la vecina Quneitra, y expresó su preocupación por la seguridad de los desplazados sirios que deciden regresar a sus hogares.

Lea: Al menos 120.000 desplazados por los combates en el sur de Siria, según ONG

Lea: Al Asad dice que negociar con Estados Unidos no tiene sentido

A pesar de que hay en vigor un alto el fuego en la región, el régimen sirio ha bombardeado hoy la ciudad de Deraa y el pueblo de Um al Miyazen, que ha dejado al menos cuatro civiles muertos, informó el Observatorio.

Desde el inicio de la ofensiva el pasado 19 de junio, al menos 162 personas, entre ellas 32 menores y 33 mujeres, han perdido la vida en Deraa, de acuerdo al último recuento de la ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de observadores en el terreno.