•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que el mandatario no se prestará a un interrogatorio por la llamada "trama rusa" si no se le presentan "hechos que justifiquen la investigación".

"Queremos saber si existen hechos que justifiquen la investigación originalmente o si los han desarrollado. Porque no podemos encontrar ni uno. Nadie puede", dijo Guiliani en una entrevista concedida este domingo al canal CNN.

Con estas palabras, el abogado ha tratado de salir al paso de unas declaraciones hechas previamente esta semana en las que daba a entender que el mandatario no se reuniría con el equipo de investigación del fiscal especial Robert Mueller, responsable de la pesquisa, a no ser que presentaran pruebas de la culpabilidad de Trump.

También: Irán dice que no hay cambio en producción y exportación de crudo pese a EEUU

Sin embargo, Giuliani ha pasado por alto que, tras meses de audiencias, el comité de Inteligencia del Senado concluyó la semana pasada que Rusia había medrado en las elecciones presidenciales de 2016 con la intención de ayudar al hoy presidente.

Rudy Giuliani

La investigación de Mueller se centra en dilucidar si existió una confabulación entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin y en si, una vez que ocupó la Casa Blanca, el mandatario intentó obstruir las pesquisas.

Asimismo, Guiliani habló del porqué Trump no ha despedido a Mueller, pese a los constantes ataques del presidente contra el fiscal especial en las redes sociales, en los que le ha acusado en reiteradas ocasiones de dirigir una auténtica "caza de brujas".

Lea: Trump alaba a las brigadas de rescate del equipo atrapado en cueva tailandesa 

Lea: Donald Trump elegirá mañana a un juez del Supremo que ampliará hegemonía conservadora

"Si lo hiciera, todo el mundo diría que (Trump) es culpable y que es por eso que lo despide", sostuvo el letrado.

En el pasado, según informaron entonces los medios, el presidente sopesó la opción de despedir al fiscal especial, una posibilidad que se encontró con el rechazo de buena parte de la bancada de su partido, el Republicano, e incluso la Casa Blanca defendió que tenía potestad para hacerlo.

Sin embargo, dicha afirmación se contradice con la opinión de expertos legales, que afirman que si Trump quiere despedir al fiscal especial debe acudir al "número dos" del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, que fue quien se encargó de nombrar a Mueller y supervisa su investigación sobre la llamada trama rusa.