•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro del Interior británico, Sajid Javid, aseguró hoy que "no hay planes" de promover nuevas sanciones contra Rusia por la reciente intoxicación de una pareja inglesa con el agente nervioso Novichok, diseñado por el Estado ruso entre los años 70 y 90 del siglo pasado.

Javid visitó este domingo las localidades de Salisbury y Amesbury, en el condado de Wiltshire, donde vivían respectivamente Dawn Sturgess, de 44 años, y Charlie Rowley, de 45, que enfermaron el pasado sábado en la casa de él tras presuntamente entrar en contacto con el neurotóxico.

 Lea: Dos británicos intoxicados de gravedad por manipular un objeto

La Policía cree que la pareja, que, según la prensa, tenía problemas con la droga y el alcohol, pudo intoxicarse al manipular algún objeto contaminado con la sustancia, que fue utilizada en un presunto ataque el 4 de marzo en Salisbury contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, que el Gobierno británico atribuyó al Kremlin.

Los agentes suponen que el objeto, posiblemente una jeringa u otro recipiente, estaba en una ubicación diferente a las que habían frecuentado los Skripal y que ya habían sido limpiadas en marzo por personal especializado.

 Lea más: Las pesquisas por el envenenamiento con Novichok podrían "durar meses"

Como consecuencia del presunto ataque contra los Skripal, que eventualmente se recuperaron, el Reino Unido expulsó a 23 de 58 diplomáticos rusos acreditados en este país y promovió otras sanciones diplomáticas y económicas.

La policía de Londres aún investiga el caso de la intoxicación. Foto: EFE / END.Tras volver a pedir explicaciones a Rusia esta semana en el Parlamento británico, Javid dijo hoy que "no hay que precipitarse en sacar conclusiones".

"Los expertos han determinado claramente que el agente nervioso en este suceso es exactamente el mismo que el que se usó en marzo", declaró el ministro a los periodistas.

 Además: 6 muertos y 120 intoxicados por beber agua contaminada en Pakistán

"Sabemos que en marzo fueron los rusos. Sabemos que fue un acto inhumano y bárbaro por parte del Estado ruso. En cuanto a este otro suceso, debemos conocer más detalles y dejar que la Policía haga su trabajo", afirmó.

A raíz de las recientes acusaciones de Javid, el Gobierno ruso acusó al británico de "juegos políticos sucios" y de "asustar" a sus propios ciudadanos.