•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Puerto Rico requiere 125.000 millones de dólares para recuperarse del impacto del huracán María que asoló la isla en septiembre de 2017, informó la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (OCRR).

Un 90 por ciento de los objetivos deben apuntar a inversiones de capital para que el territorio caribeño se pueda recuperar, se detalla en un borrador difundido por la OCRR de PuertoRico sobre el "Plan Económico y de Recuperación Postdesastre para la isla".

Con ello, se busca que desde hoy y hasta el próximo día 18 la ciudadanía haga comentarios sobre los detalles publicados en dicho plan.

Lea: Emiten advertencia de inundaciones para 8 municipios Puerto Rico por baja presión

El documento de la OCRR, de casi 400 páginas, advierte, en todo caso, que algunas cantidades de la cifra señalada ya han sido cubiertas por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) y otras lo serán por las aseguradoras.

El estudio recuerda que desde los huracanes Irma y María de 2017, Puerto Rico ha estado trabajando en recuperar servicios básicos, reabrir colegios y edificios públicos y ayudar a la ciudadanía a regresar a la vida normal.

También especifica que de los 125.000 millones de dólares habrá que pagar todos los activos dañados por el huracán y devolverlos a su estado inicial, que cumplan los requisitos de seguridad mejorados actuales y hacerlos resistentes a huracanes.

Otras de las medidas de la propuesta es no solo arreglar sino mejorar los activos existentes, como una mejora en la distribución de electricidad, buscar alternativas energéticas o perfeccionar las redes de telecomunicaciones.

También: El recuerdo de María refuerza preparativos en el Caribe para el huracán Beryl

Los costos se incluyen para el período 2018-2028.

Por otro lado, señala que para que el plan de recuperación difundido salga adelante deber centrarse en cuatro metas.

Se pretende reforzar las estructuras críticas que tiene la isla repensando su diseño y convirtiéndolos en resistentes a huracanes y desastres naturales, así como apoyar la economía.

La primera de ellas sería la de fundamentar la nueva Puerto Rico sobre las necesidades de la población, fomentando una sociedad formada, sana y sostenible.

La segunda de ellas sería la de mejorar la habilidad y capacidad de Puerto Rico para resistir y recuperarse de futuros desastres.

Le puede interesar: La prohibición de las peleas de gallos en Puerto Rico amenaza su economía

A su vez, la tercera vía es la de asegurar que los esfuerzos de reconstrucción y recuperación fomenten un crecimiento económico sostenido y la transformación social que conduzca a una economía vibrante, conducente, también, a la mejora laboral.

El último y cuarto pilar sería, de acuerdo con el plan, el de reforzar las estructuras críticas que tiene la isla repensando su diseño y convirtiéndolos en resistentes a huracanes y desastres naturales, así como apoyar la economía.

Por otro lado, el estudio recuerda que desde los huracanes Irma y María de 2017, Puerto Rico ha estado trabajando en recuperar servicios básicos, reabrir colegios y edificios públicos y ayudar a la ciudadanía a regresar a la vida normal.

Pero, también, reconoce que "aún queda mucho trabajo por hacer".