•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó con fuerza el jueves los actos de violencia recientes en Haití, que han dejado al menos cuatro muertos, y expresó su apoyo a los esfuerzos del gobierno por restablecer el orden.

La pobre nación Caribeña sufrió esta semana dos días de protestas y saqueos desatados por la decisión del gobierno de aumentar el precio del combustible, una medida que ya retiró.

Miembros del consejo "pidieron el cese inmediato de toda forma de violencia y que los responsables de crímenes rindan cuentas", afirmó en un comunicado.

Instaron a la moderación y expresaron su apoyo al gobierno "para trabajar con todos los actores clave para restablecer rápidamente el orden, garantizar la seguridad de las personas y la propiedad, y superar los desafíos que enfrenta el país".

De interés:

La ONU canceló su misión de mantenimiento de paz en Haití en octubre del año pasado, reemplazándola por una fuerza policial encargada de apoyar a las fuerzas nacionales para mantener el orden.

La decisión de retirar la misión, que se alargó durante 13 años, llegó después de la elección del presidente Jovenel Moise, al que el consejo de la ONU considera clave en el fortalecimiento de la estabilidad de Haití.