•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue informado previamente de las imputaciones a agentes de inteligencia del Kremlin por el hackeo contra la campaña de Hillary Clinton, informó hoy el Departamento de Justicia.

"El presidente está plenamente informado de las acciones del Departamento (de Justicia) tomadas hoy", aseguró el vicefiscal general, Rod Rosenstein, miembro del gabinete del magnate, tras anunciarse la imputación por un gran jurado federal de doce agentes de inteligencia rusos por hackear la campaña de Clinton y al Comité Nacional Demócrata (DNC) ante las elecciones de 2016.

Trump recibió a comienzos de semana la comunicación de las acusaciones, que fueron registradas este martes en el marco de la investigación de la trama rusa.

Hillary Clinton

La noticia se produce días antes de que el mandatario se reúna el próximo lunes con el presidente ruso, Vladímir Putin, y horas después de que Trump augurara que el líder del Kremlin negará sus intentos de interferencia electoral durante ese encuentro.

Lea: López Obrador entrega a Pompeo propuesta sobre pilares de relación bilateral

Lea: Peña Nieto pide a Pompeo la "rápida reunificación" de familias migrantes

Los cargos afectan a doce agentes de inteligencia del Kremlin que accedieron y robaron datos de la campaña de Clinton y del ahora partido de la oposición con objeto de interferir en las elecciones que finalmente terminaron perdiendo los demócratas.

Vladímir Putin, presidente ruso

Estos fueron presentados por el fiscal especial de la causa, Robert Mueller, quien investiga la supuesta coordinación entre Moscú y la campaña de Trump para perjudicar a Clinton, y recibidos por un gran jurado federal de Washington.

También: Maduro dice que EE.UU. prepara "provocaciones" en frontera colombo-venezolana

Entre los cargos señalados, once de los agentes son imputados por un delito de conspiración para cometer crímenes informáticos, con agravante por robo de identidad en ocho de estos, y conspiración para lavar dinero; y dos de los acusados son vinculados a un delito de conspiración para cometer una ofensa contra EE.UU.