•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional del Perú (PNP) detuvo a siete hombres y decomisó 423 kilos de cocaína en dos operativos contra el narcotráfico desarrollados en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera del país, informó hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

Las dos operaciones se realizaron este sábado en caminos del caserío de Santa Cruz de Machente, ubicado en la provincia de La Mar, que se encuentra en la sureña región andina de Ayacucho.

Lea: Incautan en plena selva de Perú una avioneta boliviana con 300 kilos de droga

En la primera fue detenido el conductor de un camión que tenía un compartimento oculto donde llevaba 360 kilos de alcaloide de cocaína distribuidos en paquetes rectangulares forrados con papel plateado y el logotipo de una paloma, ilegal mercancía que llevaba desde la localidad de San Francia hasta Huamanga, capital de Ayacucho.

Los siete detenidos responderán por el delito imputado. Foto: Cortesía / END.En el segundo fueron detenidos seis hombres de entre 30 y 52 años que se trasladaban hacia Huamanga en un vehículo con 63 kilos de cocaína debajo del asiento trasero, acondicionados en paquetes rectangulares de un kilo cada uno, también forrados con papel platino y con el texto distintivo de "Time".

 Lea más: Decomisan 170 toneladas de marihuana en operativos en frontera con Brasil

En ambos casos, la droga decomisada, los detenidos y los vehículos fueron puestos a disposición del área antidrogas del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) del Frente Policial VRAEM para continuar con las investigaciones.

Perú produce entre 300 y 400 toneladas anuales de cocaína, según las estimaciones oficiales, la mayor parte elaboradas en el VRAEM, que concentra cerca de 20.000 de las 43.900 hectáreas de cultivos ilícitos de hoja de coca que tiene el país.

 Además: Sri Lanka aplicará la pena de muerte contra los narcotraficantes

El VRAEM abarca de manera parcial a cuatro regiones de Perú (Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín) en una extensa área de la vertiente oriental del sur de los Andes peruanos y está bajo constante control militar por albergar a los últimos remanentes del grupo armado Sendero Luminoso.