•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un mujer, viuda de una de las cinco víctimas del tiroteo perpetrado en 2017 en un aeropuerto del sur de Florida, demandó a la Policía del condado de Broward (BSO) por negligencia, informaron hoy medios locales.

La demanda interpuesta por Ann Andres señala que los agentes de la policía se encontraban celebrando una fiesta de jubilación cuando el 6 de enero de 2017 el exmilitar de origen puertorriqueño Esteban Santiago abrió fuego en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, recogió el diario Sun Sentinel.

 Lea: Tiroteo en aeropuerto de Miami deja cinco muertos

La demanda por negligencia incluye también a la Comisión del Condado de Broward, responsable de supervisar las operaciones en el aeropuerto, a Delta Airlines y a tres compañías de seguridad.

Andres apunta que los agentes deberían haber estado en la zona de recogida de equipaje donde se produjo el tiroteo, pero "estaban celebrando una fiesta de jubilación en la sala de conferencias".

"Ann vive constantemente con las imágenes violentas de la muerte traumática de Terry (su marido) y dice que 'nunca dejará estos pensamientos y pesadillas'", agrega la demanda, según el periódico.

Esteban Santiago se declaró en mayo pasado culpable de 11 de los 22 cargos que pesaban en su contra, por la muerte a tiros de cinco personas, con el fin de evitar la pena de muerte.

 Lea más: Autor tiroteo en aeropuerto de EEUU logra acuerdo para evitar pena de muerte

Santiago se declaró culpable de cinco cargos por actos de violencia que causaron muertos y de otros seis por las personas que resultaron heridas.

Aeropuerto de Fort Laudedale. Foto: Archivo / ENDSegún establece el acuerdo de culpabilidad entre la defensa y la Fiscalía presentado ante el tribunal, Santiago renuncia a cualquier derecho de apelación de la condena que le impondrá la juez Beth Bloom el próximo 17 de agosto.

El acusado afronta una condena de cadena perpetua por cada uno de los cinco primeros cargos y hasta veinte año de cárcel por el resto.

Inicialmente Santiago se había declarado no culpable de los 22 cargos que le imputaban por el ataque armado en el citado aeropuerto y, a petición de una jueza, fue sometido a una serie de evaluaciones mentales para determinar si está mentalmente sano.

 Además: La promesa que hizo Trump sobre la seguridad en Estados Unidos

El exmilitar nacido en Nueva Jersey hace 28 años llegó el 6 de enero de 2017 al aeropuerto de Fort Lauderdale desde Anchorage (Alaska) y en la sala de recogida de equipajes tomó una bolsa que había chequeado y se fue al baño.

En la bolsa había una pistola que cargó en el baño y con la que, de regreso a la sala, empezó a disparar a la gente de manera indiscriminada, según mostraron los vídeos de las cámaras de seguridad.

Santiago es un veterano de la guerra de Irak y se encuentra preso en un centro de detención federal de Miami, donde recibe un tratamiento médico por esquizofrenia.