•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Casa Blanca formalizó este martes el acuerdo con Boeing por el cual el gigante aeronáutico estadounidense se compromete a entregar en 2024 dos nuevos aviones presidenciales, una operación que tendrá un costo de 3.900 millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales.

"Ayer las Fuerzas Aéreas de EE.UU. concedieron a Boeing un contrato a precio fijo para que diseñe, modifique, pruebe, certifique y entregue dos aviones presidenciales, listos para su uso, en 2024", precisó el Gobierno en un comunicado.

Asimismo, la nota resalta que la operación supone un ahorro de 1.400 millones de dólares respecto a la propuesta inicial aceptada por el anterior Gobierno, que rondaba los 5.300 millones.

De hecho, al asumir el cargo a comienzos del año pasado, el presidente Donald Trump criticó dicha operación debido a su elevado costo, por lo que, según afirmó, decidió implicarse personalmente en las negociaciones.

La formalización del acuerdo se produce apenas unos días después de que Trump, en una entrevista que fue divulgada el martes, anunciara que el acuerdo con Boeing estaba cerrado y que la entrega de los dos aparatos no tendría lugar en "mucho tiempo".

El mandatario, además, sostuvo que había acordado con la compañía que los nuevos aviones deben ser pintados con los colores de la bandera estadounidense: rojo, blanco y azul.

Estos nuevos colores supondrán un cambio con respecto a los tintes que engalanan a los dos aviones con los que cuenta en estos momentos la flota presidencial, que están decorados de blanco y dos tonalidades de azul.