•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU reivindicó hoy, en el centenario de su nacimiento, el legado de Nelson Mandela (1918-2013), pero advirtió de que su sueño no estará completado hasta que se termine con la pobreza "y no se deje a nadie atrás".

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió que los valores por los que luchó Mandela, como la paz o el perdón, no se conviertan en "ideales vagos" sino en "acciones concretas que todos podamos llevar a cabo".

 Lea: Homenaje en Sudáfrica a Mandela, un "gigante de la Historia"

"Superar la pobreza no es un gesto de caridad, sino de justicia. Significa proteger un derecho humano fundamental, el derecho a la vida digna. Mientras la pobreza persista, no habrá libertad", defendió Guterres citando a Mandela.

En la misma línea, la ministra de Medioambiente sudafricana, Edna Molewa, huyó de la complacencia y recordó que, si Mandela viviese, no vería su sueño cumplido porque los ciudadanos negros siguen discriminados de facto.

"Su legado no puede ser separado de la necesidad de alcanzar una emancipación real, y esta es la liberación económica", arguyó Molewa, que ve en la lucha del expresidente sudafricano "tan solo el inicio" de una larga batalla por librar.

 De interés: Lula dice desde la cárcel que el ejemplo de Mandela es importante para Brasil

"Cuando solo unos pocos pueden disfrutar de la prosperidad y los derechos humanos, y la mayoría no; cuando solo unos pocos tienen acceso a las oportunidades educativas, mientras se les niega a la mayoría, no habremos alcanzado la sociedad por la que Mandela luchó", subrayó la ministra.

Mandela nació el 18 de julio de 1918 en el pueblo de Mvezo, al sudeste de Sudáfrica, y fue el primer miembro de su familia, del pueblo xhosa, en ir a la escuela, donde su maestra le dio el nombre de Nelson, que usó el resto de su vida.

Pero tal como recordó la ministra Molewa, el nombre que le puso su padre fue Rolihlahla, que en el argot coloquial quiere decir "agitador", y es que, antes de convertirse en un icono de la paz, Mandela defendió la violencia como herramienta de defensa.

 Además: Obama apela a la visión de Mandela frente a cinismo que ataca la democracia

"Elegimos desafiar al Gobierno. Primero, violamos la ley evitando el recurso a la violencia. Cuando se legisló contra esto, y cuando el Gobierno recurrió a la fuerza para aplastar a la oposición a su política, sólo entonces decidimos responder a la violencia con violencia", defendió Mandela en el famoso discurso ante el tribunal que lo juzgó.

En 2009, la ONU declaró el 18 de julio, su fecha natal, como el Día Internacional de Nelson Mandela, que tras 27 años y medio en la cárcel se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de Sudáfrica.