•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La multinacional Starbucks abrirá en octubre en Washington su primer establecimiento en el que los empleados, total o parcialmente sordos, se comunicarán con los clientes a través del lenguaje de signos estadounidense (ASL, por sus siglas en inglés), informó hoy la compañía.

La empresa convertirá un café que tiene en Washington en un establecimiento adaptado para la gente sorda, con un formato de tienda "que promueve el acceso y ofrece oportunidades de empleo y promoción profesional para personas sordas y con problemas de audición", según anunció en un comunicado.

 Lea: Starbucks dejará de usar pajitas de plástico en 2020 a nivel mundial

Así, la compañía con sede en Seattle (Washington, EE.UU.) contará con una plantilla de entre 20 y 25 personas, total o parcialmente sordas, que atenderán a los consumidores en el lenguaje de signos en el establecimiento ubicado en la capital estadounidense.

A pesar de que será el primero en Estados Unidos, Starbucks ya inauguró hace dos años un café con estas características en Malasia.

 Lea más: Strabucks cierran en EE.UU. para que empleados tomen curso contra el racismo

Los camareros usarán delantales especiales, con símbolos que deletrean la palabra "Starbucks" bordados por un proveedor sordo.

Los camareros usarán delantales especiales, con símbolos que deletrean la palabra "Starbucks" bordados por un proveedor sordo. Foto: Cortesía / END.Además, el establecimiento contará con obras de arte exclusivas y una taza personalizada diseñada por un artista sordo, y "una variedad de mejoras para apoyar a los clientes sordos", de acuerdo a la nota de prensa.

 Además: Café vendido en California vendrá con advertencia sobre riesgo de cáncer

Por otro lado, la tienda ofrecerá opciones de comunicación para realizar pedidos en el mostrador de entrega a aquellos clientes que no sepan dirigirse en el lenguaje de signos.

"Starbucks ha adoptado un enfoque innovador para incorporar la cultura de los sordos que aumentará las oportunidades de empleo y la accesibilidad para las personas sordas y con problemas de audición, al tiempo que educa a la sociedad", señaló al respecto el consejero delegado de la Asociación Nacional de Sordos de EE.UU., Howard Rosenblum.