•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La policía capturó hoy al "Dr. Bumbum", un popular cirujano que estaba prófugo de la justicia luego de que una de una de sus pacientes muriera durante una operación clandestina en Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil, informaron fuentes oficiales.

Las autoridades señalaron que el médico Denis Cesar Barros Furtado, más conocido como el "Dr. Bumbum", fue arrestado en la mañana de este jueves en un reconocido centro empresarial de la zona oeste de Río.

 Lea: Degüellan a trabajadora en el interior del Hospital de León

El "Dr. Bumbum" estaba prófugo de la justicia desde el domingo pasado, cuando Lilian Calixto murió por complicaciones tras haberse sometido a una cirugía estética de glúteos en la casa de Denis, en el acomodado barrio de Barra de Tijuca.

Lilian Calixto, la paciente víctima. Foto: Cortesía / END.Calixto, de 46 años, fue trasladada por el propio médico a un hospital de Río, donde falleció el domingo después de sufrir varias paradas cardiacas, al parecer por una embolia pulmonar por la aplicación de polimetilmetacrilato, un material empleado durante algunas cirugías estéticas.

Barros Furtado, de 45 años, ganó el apodo de "Dr. Bumbum" gracias a sus operaciones de glúteos, pero su fama se desmoronó después de la muerte de Calixto.

 Lea más: El descuartizador del Jícaro

De acuerdo con la información de las autoridades, la Policía logró capturar al cirujano por una llamada de denuncia que informó de su paradero.

Las autoridades habían ofrecido 1.000 reales (unos 263 dólares), por información sobre del Dr. Bumbum y su madre, Maria da Fátima, de 66 años, también médica.

La madre del cirujano, que también fue capturada por la Policía, participó, como auxiliar, en la operación clandestina.

 Además: Médico abnegado, ciudadano probo y padre de mártir

Tras el escándalo, el historial delictivo del "Dr. Bumbum" salió a la luz pública y, según medios locales, el médico cuenta con antecedentes criminales por homicidio, porte ilegal de armas y amenazas.

Con casi un millón de seguidores, el doctor era una celebridad en internet y solía divulgar su trabajo en las redes sociales, donde asegura haber realizado alrededor de 5.000 procedimientos estéticos a lo largo de su carrera.