•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró hoy que las autoridades aún no han tomado una decisión final sobre el retraso de la edad de jubilación en Rusia, de 55 a 63 años para las mujeres y de 60 a 65 para los hombres.

La polémica ley fue aprobada ayer en primera lectura por la Duma o Cámara de Diputados de Rusia, con 328 votos a favor y 104 en contra.

"Todavía no hay una decisión definitiva. La ley fue aprobada solo en primera lectura, no cuenta con enmiendas ni anexos. Tengo que escuchar todas las opiniones y seguir el debate que se está desarrollando", dijo Putin al reunirse con voluntarios del Mundial 2018 en Kaliningrado, una de las 11 sedes del torneo.

El jefe del Kremlin reconoció que se trata de un asunto "muy sensible" para los ciudadanos, que sin embargo "no ha surgido ayer".

También: La Casa Blanca molesta con la actitud del jefe de Inteligencia, según medios

"Con mayor o menor intensidad eso viene discutiéndose desde hace años", recordó.

Vladímir Putin, presidente de Rusia

Putin opinó que el sistema de pensiones debe ser reformado para evitar que "explote" un día.

"Tenemos ahora seis trabajadores por cada cinco pensionistas. Llegará un día en que la cantidad de trabajadores será igual a la de jubilados para seguir luego a la baja y entonces explotará el sistema de pensiones", advirtió.

Lea: Nuevo encuentro entre Trump y Putin es "bueno para todos", afirma Merkel
Lea: Trump afirma ser el presidente más "firme" con Rusia

El polémico proyecto del incremento paulatino de la edad de jubilación en Rusia a partir de 2019, ha sido recibido de uñas por los futuros pensionistas y ha generado protestas en muchas ciudades del país.

La expectativa de vida en Rusia es de 67 años para los hombres y de 77 para las mujeres, según datos del Banco Mundial del año 2016.

En el Parlamento ruso la ley recibió ayer el apoyo de los diputados del partido oficialista Rusia Unida, que cuenta con la mayoría de los escaños en la cámara baja, mientras los otros tres grupos parlamentarios se pronunciaron en contra.

La pensión media en Rusia se sitúa en 14.100 rublos (unos 220 dólares). Según el Gobierno, el incremento de la edad de jubilación permitirá elevar ese monto al tiempo que subsana el déficit del fondo de pensiones.