•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se refirió hoy al conflicto con los mapuches en el sur del país, después de enfrentamientos que han tenido lugar esta semana, al lamentar que es "difícil" encontrar diálogo con estos grupos y señalar el respeto a la ley como la única vía.

"Lamentablemente se hace difícil encontrar un canal de diálogo, pero no hay otro que sea el de respetar la ley", declaró el mandatario, durante una breve visita a Bariloche, en la provincia patagónica de Río Negro.

En Villa Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche, se produjeron ayer enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y miembros de la comunidad indígena Lafken Winkul Mapu, iniciadas cuando una fiscal se acercó para hacer una inspección ocular ordenada por un juez en un hotel tomado por los mapuches como protesta.

Mauricio Macri, presidente argentino

Según las versión del Gobierno, que atribuye el enfrentamiento a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), este grupo recibió con piedras y cócteles molotov a una delegación de funcionarios, que respondieron con balas de goma.

Los mapuches, por su parte, aseguran que la comitiva entró disparando en el recinto, lo que les llevó a responder al ataque, de acuerdo con medios locales.

Lea: Colombia y Argentina firman acuerdo sobre manufactura de medicamentos
Lea: Familiares vuelven a pedir justicia a 24 años de atentado a AMIA en Argentina

La zona sur de Argentina es un escenario frecuente de disputas entre las administraciones del Estado y las comunidades mapuches, que reclaman la posesión de tierras; en este caso, los indígenas ocupan desde hace años una extensión de unas seis hectáreas, y denuncian que el organismo de Parques Nacionales pretende un desalojo del terreno.