•   Atenas, Grecia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las condiciones meteorológicas, la construcción sin planes urbanísticos coherentes y errores de gestión de los bomberos, son, según los expertos, las principales causas de que los devastadores incendios que han asolado la costa al noreste de la capital griega provocaran tantas víctimas mortales.

El profesor de Geologia aplicada a la Universidad de Atenas, Efthymios Lekkas cree que la ausencia completa de plan urbanístico en la localidad de Mati, la más dañada y donde se han dado todos los fallecimientos, es una de las principales causas del número de víctimas que no de los incendios en sí.

"Las calles no tienen acceso al mar, tampoco hay calles perpendiculares que facilitarían la huida de la gente", destacó Lekkas en declaraciones a los medios locales.

También: Grecia en duelo por incendios voraces que dejan 60 muertos

La localidad de Mati está construida en medio de un bosque de pinos y en muchos casos el acceso a la playa lo impiden edificios ilegalmente construidos.

La cifra de víctimas mortales por desvastadores incendios que han asolado la costa situada al noreste de Atenas ha ascendido a 74 y la de los heridos a 187, según las últimas informaciones ofrecidas por el cuerpo de bomberos heleno.

El profesor recalcó que "esta disposición de las calles atrapó a los habitantes en callejones sin salida y por eso hubo víctimas mortales".

"Es necesario poner fin a los actos criminales y procesos escandalosos continuos que nos conducen a construir pueblos sin plan urbanístico", aseveró Lekkas.

Lea: El papa ofrece su consuelo y animo tras las tragedias en Grecia y Laos
Lea: Los incendios en Grecia, entre los más mortíferos del siglo XXI en Europa

El teniente general retirado de los bomberos -en Grecia los bomberos forman parte de las fuerzas de seguridad- Adrianós Gurbatsis, por su parte, consideró que la dirección del cuerpo tardó en reaccionar.

"Sabían desde el domingo", declaró Gurbatsis al portal informativo naftemboriki.gr "que el lunes habría alto riesgo de incendios en la región de Atica. Debían haber traído refuerzos desde Grecia del norte, donde el lunes se esperaban lluvias".

Varios coches calcinados en una zona afectada por los incendios en Argyra Akti, en Mati (Grecia)

Gurbatsis recalcó que en ocasiones parecidas en el pasado los refuerzos llegaban desde el día anterior.

A juicio del Director del Observatorio de Atenas y profesor de Astronomía en la Universidad de Salónica, Manolis Plionis, una clave de la rápida propagación fue la intensidad nunca vista de los vientos.

"Nunca en el pasado habíamos tenido ráfagas de viento tan fuertes en la región", declaró Plionis a la radio de la agencia pública de noticias, AMNA,

Plionis añadió que mientras la velocidad media de los vientos era de 65 kilómetros, lo que corresponde al grado 7 de la escala Beaufort, las ráfagas alcanzaban incluso los 120 kilómetros por hora (grado 12 de la escala Beaufort).

"Aunque estas ráfagas eran muy breves, son las que propagaron el incendio", recalcó.