•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La próxima reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, no tendrá lugar hasta comienzos del año próximo, cuando termine la investigación de la llamada trama rusa, informaron hoy fuentes de la Casa Blanca.

"El presidente (Trump) cree que el próximo encuentro bilateral con el presidente Putin debe tener lugar después de que haya acabado la caza de brujas de Rusia, así que hemos acordado que será después de primeros de año", señaló el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, en un comunicado.

La expresión "caza de brujas" es empleada habitualmente por el mandatario estadounidense para referirse a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller y que tiene por objetivo dilucidar si existió algún tipo de connivencia entre el equipo de campaña de Trump y el Kremlin durante las elecciones presidenciales de 2016.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos (i)  y Vladímir Putin, presidente de Rusia (d)

El pasado 16 de julio, Trump y Putin celebraron una cumbre bilateral en Helsinki, tras la cual la Casa Blanca informó de que el presidente de EE.UU. deseaba celebrar un segundo encuentro antes de finales de año.

Según detalló el Gobierno estadounidense, esa reunión tendría lugar en Washington entre los meses de septiembre y diciembre.

Lea: Donald Trump dice que se "expresó mal" sobre la injerencia rusa en elecciones
Lea: Trump culpa a Obama por no actuar contra ataque cibernético ruso en 2016

La decisión suscitó cierto revuelo debido, sobre todo, a que las principales agencias de inteligencia estadounidenses tienen la certeza de que el Kremlin intentó injerir en los comicios pasados.

En Helsinki, Trump no solo no pidió explicaciones a Putin sobre este asunto, sino que además dio por buenas las explicaciones del presidente ruso, quien rechazó estar interesado en interferir en la política estadounidense.

No obstante, tras las críticas recibidas en su país, Trump se desdijo más tarde.

También: Trump fue informado de los actos de hackeo del Kremlin contra Clinton

Las palabras del mandatario de EE.UU. en Helsinki, sumadas al hecho de que ambos presidentes mantuvieron un encuentro de cerca de dos horas a puerta cerrada, desataron las sospechas entre los demócratas de que Trump y Putin podrían haber alcanzado algún tipo de acuerdo secreto que pusiera de manifiesto la presunta colusión.