•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU decidió unánimemente renovar por seis meses la misión de su fuerza de paz en Chipre, y pidió a las partes "redoblar los esfuerzos para promover los contactos intercomunitarios, la reconciliación y la participación activa de la sociedad civil".

Durante las negociaciones, la presión estadounidense para reducir la fuerza de la ONU - de unos 900 cascos azules - permaneció mesurada, según diplomáticos.

 Lea: Antonio Guterres está "muy preocupado" por Nicaragua y respalda mediación de obispos

La resolución, redactada por Reino Unido, dice que "con la perspectiva de arreglar la situación, es necesario establecer planes de transición, especialmente reflexionar sobre las modificaciones que serían convenientes aportar al mandato de la Fuerza, a sus efectivos, a sus otros recursos y a su concepto de operación, considerando la evolución de la situación en el terreno y los puntos de vista de las partes".

 De interés: ONU a los nicaragüenses: estamos con ustedes porque es nuestra obligación

Chipre está dividida desde 1974, cuando las tropas turcas invadieron y ocuparon el tercio norte de la isla, en respuesta a un golpe de la junta militar griega.

Miles de soldados turcos permanecen en el norte y Nicosia, capital de Chipre, continúa siendo la última capital dividida del mundo.

 Además: Expertos de ONU piden al Gobierno nicaragüense cese inmediato de la violencia

El Consejo de Seguridad también invitó a "los dirigentes de las dos comunidades chipriotas, y a todas las demás partes implicadas, a dialogar activamente en un espíritu de apertura e innovación" y "a comprometerse plenamente a buscar un reglamento bajo los auspicios de la ONU". También les pide "abstenerse de realizar cualquier acción susceptible de perjudicar las oportunidades de éxito"