•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Ecuador, Lenín Moreno, brindó hoy lucha "sin tregua" contra la corrupción, "seguridad jurídica" y "muchas posibilidades de invertir" a los empresarios nacionales y extranjeros, especialmente españoles. "Sobre la corrupción, no se puede pasar ni una porque, cuando se pasa una, se pasan todas; y eso es lo que ocurrió en el gobierno pasado", dijo en un encuentro informativo en alusión a su antecesor, el expresidente Rafael Correa (2007-2017).

El mandatario ecuatoriano, que terminó hoy una visita de dos días a España, aspira a mejorar las relaciones comerciales con otros países, especialmente aquellos con los que ya son intensas, comentó ante empresarios y diplomáticos. Moreno ofreció la mano "afectuosa" y los "brazos abiertos" a los empresarios para que inviertan con confianza en el Ecuador, y habló de la "facilidad" para los españoles por compartir lengua y "afectividad".

Lea: Presidente de Ecuador llega a Roma para visita en Italia y Vaticano

A su vez, precisó, los empresarios deben estar dispuestos a cumplir la normativa laboral, fiscal y de conservación de la naturaleza. Subrayó que existen "muchas posibilidades de invertir", dada la gran riqueza del subsuelo (petróleo, oro, níquel), y destacó los planes de desarrollo de energías renovables, que pueden interesar a empresas españolas.

En este punto, citó que Ecuador "exporta" electricidad, y se refirió a la posibilidad de una red de transmisión que permita llevarla a países deficitarios como Chile y el norte del Perú. Sobre las relaciones con la Unión Europea, confió en que se atienda "a medio plazo" la petición de que los ecuatorianos queden exentos del visado para estancias cortas en la zona de Schengen, y agradeció el interés de España.

 Bachelet anuncia proyecto de nueva Constitución para Chile antes del 11 marzo

Moreno, que pronunció la conferencia "Saliendo del abismo" en Foro América de Europa Press, se manifestó crítico, una vez más, con la gestión y las políticas de Correa, a quien acusó de querer "perpetuarse" en el poder y responsabilizó del gasto público excesivo y del alto nivel de corrupción.

"En el Ecuador hubo excesiva permisividad" con la entrada y tránsito "con absoluta libertad" de cocaína procedente de Colombia para acabar en los EEUU, Europa y Australia, denunció también el gobernante ecuatoriano. Añadió que él y el presidente electo de Colombia, Iván Duque, están dispuestos a trabajar "de la mano" para librarse de la terrible lacra del narcotráfico y del narcoterrorismo.

De interés: Lenin Moreno, hombre de chistes y de música

"Lastimosamente, en el gobierno (ecuatoriano) anterior, de forma extremadamente sospechosa, se desmanteló todo lo que servía para controlar las fronteras", enfatizó Moreno. Por el contrario, aseguró, ahora "no permitimos que pase un solo gramo" de droga.

En cuanto a la situación judicial de Correa, el presidente ecuatoriano reiteró que la Justicia de su país es independiente, "a diferencia" de lo que ocurría antes, y su predecesor tiene "derecho" a pedir asilo en Bélgica, aunque las autoridades belgas lo tienen de concedérselo o no, matizó. Correa, que vive en ese país europeo, está procesado en el Ecuador por el caso del secuestro de un opositor en Colombia en 2012, y afronta una orden de detención internacional.

En contraposición a Correa, Moreno definió su forma de gobernar como "progresismo moderno", con preferencia por los más necesitados, profundizando en la democracia y un poder ejercido con transparencia.