•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Familiares, amigos y autoridades locales acompañaron el féretro del ministro paraguayo de Agricultura y Ganadería, Luis Gneiting, que fue enterrado hoy en su ciudad natal Carmen del Paraná, en el sur del país en el departamento de Itapúa, tras fallecer en un accidente de avioneta el pasado miércoles.

Los restos mortales de Gneiting salieron esta mañana del polideportivo local, donde fue instalado el velatorio, camino del cementerio, en cuya entrada fue recibido por una guardia de honor militar y por su hermano y alcalde de la ciudad, Germán Gneiting, que le ofreció su último adiós, según informan los medios locales.

 Lea: Recuperan cuerpos de ministro paraguayo y acompañantes tras caer avioneta

El fallecido ministro fue inhumado junto a los restos de su madre que pereció el mismo día fruto de una enfermedad terminal.

El viernes Gneiting recibió el último adiós en el Congreso Nacional de Asunción, donde numerosas autoridades políticas, entre ellas el presidente del Congreso, el colorado Silvio Ovelar, ensalzaron su figura y la de los otros tres funcionarios que perecieron en el accidente.

Más tarde fue honrado por su partido y el presidente de la República, Horacio Cartes, en la sede del Partido Colorado, donde se celebró un oficio religioso y se colocaron sobre el féretro las enseñas paraguaya y del partido.

 Lea más: Descartan supervivientes de choque de avioneta en que iba ministro paraguayo

Cartes fue además uno de los porteadores del ataúd hasta el interior de la sede colorada.

Los efectivos de emergencia lograron rescatar los cuerpos de los fallecidos que viajaban en la aeronave. Foto: AFP / END.Por su parte, el Ministerio de Exteriores agradeció las condolencias extranjeras por la muerte de Gneiting, que llegaron de países como España, Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Bolivia, Reino Unido o Estados Unidos, y de organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA).

 Además: Un paracaidista brasileño de 70 años muere al saltar desde unos 3.000 metros

La avioneta se estrelló la tarde del miércoles a unos ocho kilómetros del aeropuerto de Ayolas, una localidad del sur del país, desde donde viajaban de vuelta a la capital, pero los restos del aparato no fueron hallados hasta la mañana del día siguiente.

Horas después, los efectivos de emergencia lograron rescatar los cuerpos y se confirmó la muerte de Gneiting y los otros tres ocupantes de la aeronave.