•   Gaza, Palestina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El enviado especial de la ONU para Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, condenó hoy la muerte de menores en las protestas de ayer en la frontera entre Israel y Gaza, y en un mensaje distribuido en su redes sociales expreso que "¡Los niños no son un objetivo!".

Las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno de ayer resultaron en la muerte de tres manifestantes, dos de ellos menores, por disparos de soldados israelíes.

 Lea: Guterres llama a Israel y palestinos a evitar "un nuevo conflicto devastador"

Inicialmente el Ministerio de Sanidad palestino informó de la muerte de un menor de 14 años, pero de madrugada corrigió su edad a 12.

"La muerte de un niño palestino de 12 años por disparos israelí es algo estremecedor y trágico", escribió Mladenov.

"Demasiadas vidas se han perdido. Es hora de que esto pare", agregó.

 Lea más: Delegación de Hamás llega a Cairo para tratar la reconciliación palestina

El otro menor tenía 17 años y falleció hoy por las heridas sufridas en los incidentes de ayer.

El día de ayer murió un menor a manos del ejército, durante las jornadas de protestas en Gaza. Foto: EFE / END.El enviado especial de la ONU llegará hoy a Gaza como parte de su maratón de visitas de mediación entre el movimiento islamista palestino Hamás (que controla la franja) e Israel, para apaciguar la violencia de los últimos días e intentar aliviar la crisis económica que sufre la franja.

Gaza está sometida a bloqueo por parte de Israel y Egipto desde que Hamás tomó el poder en 2007, tras desalojar a las fuerzas vinculadas al movimiento nacionalista Al Fatah, que lidera el presidente palestino, Mahmud Abbas.

 Además: Dos muertos y ocho heridos por explosión en una vivienda con pólvora en Gaza

Desde que comenzaron las marchas, el pasado 30 de marzo, han muerto 146 palestinos, en las propias manifestaciones y durante incidentes violentos cerca de la frontera, y hay alrededor de 17.100 heridos, de los cuales la mitad lo son por munición real.

Israel acusa a Hamás de utilizar los enfrentamientos en la línea divisoria para intentar vulnerar la valla de separación y llevar a cabo ataques en las comunidades israelíes colindantes.

El movimiento islamista ha admitido que algunos de los muertos pertenecían al grupo.