•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 9.880 personas, entre civiles sirios y combatientes rebeldes, han sido desplazadas desde las regiones meridionales de Deraa y Al Quneitra hacia el norte del país, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El último convoy, con diez autobuses que llevaban 450 desplazados, llegó hoy a la provincia de Hama, en el centro del país, rumbo a su destino en la región septentrional de Idleb, último bastión rebelde de Siria, según la ONG.

Estos desplazados rechazaron el pacto de capitulación entre los opositores y las fuerzas leales a Damasco, alcanzado tras cerca de un mes de ofensiva gubernamental para recuperar el sur del país.

Lea: EEUU y Francia coordinan sanciones a proveedores para armas químicas en Siria
Lea: Lavrov y Pompeo abordan la normalización de las relaciones bilaterales

El acuerdo, que fue mediado por Rusia, estipuló que aquellos que rechazaran el pacto serían evacuados a la provincia septentrional de Idleb, adonde han sido trasladados insurgentes e islamistas de otras zonas conquistadas por las tropas del presidente, Bachar al Asad.

Por otro lado, el Observatorio informó de que continúan los combates entre las tropas gubernamentales y el grupo yihadista Ejército de Jaled bin Walid, vinculado al Estado Islámico (EI) en la cuenca del río Yarmuk, en el suroeste de la provincia de Deraa.

También: Rusia informa de la evacuación de 2.700 civiles del suroeste de Siria

Según cálculos de la ONG, el grupo yihadista ha perdido la mayoría del territorio que controlaba y ahora solo tiene bajo su dominio siete localidades, en la zona de frontera con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel.