•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La misiones de la Unión Europea en Jerusalén y Ramala criticaron hoy dos sentencias a muerte por asesinato dictadas por un tribunal de la Franja de Gaza, controlada por el movimiento islamista Hamás, y pidieron la abolición de la pena capital.

"Las misiones recuerdan su firme oposición bajo toda circunstancia al uso de la pena capital. La UE considera que la abolición de la pena de muerte contribuye a la protección de la dignidad humana y al desarrollo progresivo de los derechos humanos", denunció hoy en un comunicado.

 Lea: Pena de muerte o negar decisiones judiciales entorpecería el TLC Perú-UE

Una corte de Gaza consideró culpables a una mujer y su amante de haber matado al marido de aquella y los condenó a la pena capital, según informaron ayer los medios locales de Gaza que citaban fuentes judiciales.

La Unión Europea ha solicitado abolir la pena de muerte por ser inhumana. Foto: cortesía / END.Las representaciones europeas recordaron que la posición comunitaria es que "la pena capital es cruel e inhumana, que no proporciona disuasión a la conducta delictiva y representa una negación inaceptable de la dignidad y la integridad humanas".

 Lea más: Rechazan apelación a británica condenada a muerte por matar a hispana en Estados Unidos

Así, llamaron a las autoridades de facto en el enclave a abstenerse de llevar a cabo ejecuciones de presos y cumplir con la moratoria aplicada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna en Cisjordania.

De acuerdo con la Ley Básica palestina, las sentencias solo pueden ejecutarse con la aprobación del presidente de la ANP, Mahmud Abás, que desde que ocupó el cargo en 2004 no ha ratificado ninguna, sin embargo las cortes militares de Hamás han aplicado con anterioridad la pena capital en el enclave.

 Además: Ejecutan a 4 hombres en Arabia Saudí por violar y asesinar a mujer y su hijo

Las legaciones europeas instaron a no ejecutar ninguna "a la espera de la abolición de la pena de muerte de acuerdo con la tendencia mundial y tras la firma del Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos".