• |
  • |
  • AFP

El papa Benedicto XVI recibió hoy en el Vaticano al presidente de El Salvador, Antonio Saca, quien viajó para despedirse del pontífice antes de entregar el poder el próximo 1 de junio. El mandatario centroamericano fue recibido esta mañana en el palacio apostólico para un encuentro privado en el estudio del Papa que duró unos treinta minutos, informó el Vaticano.

Al término del encuentro, el presidente salvadoreño presentó al Papa la delegación que lo acompañaba, formada entre otros por su esposa, Ana Ligia de Saca y la ministra de Relaciones Exteriores, Marisol Arqueta. Saca obsequió al Papa una estola blanca con dibujos rojos, típica de su país y un rosario fabricado con granos de café. Por su parte, el pontífice les donó las tradicionales medallas del pontificado.

El presidente salvadoreño llegó a Italia proveniente de Israel, donde efectuó una visita oficial de varios días. El avión comercial israelí, en el que viajaba a Roma el presidente, tuvo que aterrizar de emergencia ayer en el aeropuerto Ben Gurión, diez minutos después del despegue por problemas mecánicos, sin causar daños y sólo susto en la delegación.

Saca fue el primer mandatario latinoamericano recibido por Benedicto XVI tras su elección al trono de Pedro en abril de 2005, y por segunda vez en noviembre de 2008. Católico ferviente, elegido por el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), fue monaguillo en su infancia de monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por un francotirador de los escuadrones de la muerte mientras oficiaba misa.

El mandatario saliente será remplazado por Mauricio Funes, candidato de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), vencedor de las elecciones presidenciales de mediados de marzo que pusieron fin a 20 años de hegemonía de la derecha.