elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos, México y Canadá formularon hoy un llamado conjunto a los países compradores de su carne de cerdo a poner fin a las barreras sanitarias interpuestas al producto, por temor a la contaminación del virus A H1N1 de la gripe porcina. Varios países, entre ellos Rusia y China, impusieron prohibiciones totales o parciales a las importaciones de ganado porcino en pie o faenado procedentes de América, aunque el gobierno ruso levantó la medida a Indiana, Kansas, Michigan, Nevada y Ohio, tras lo que sólo ocho Estados norteamericanos siguen sometidos a esta imposición.

Estas "restricciones injustificadas" probablemente "causarán graves disturbios en el comercio sin motivo alguno, y provocarán pérdidas económicas considerables", expresaron el representante de comercio de Estados Unidos, Ron Kirk; el ministro canadiense de Comercio Internacional, Stockwell Day, y el secretario de Economía de México, Gerardo Ruiz Mateos.

Estos dirigentes están "preocupados por el hecho de que algunos socios comerciales impongan restricciones al comercio de ganado porcino, de la carne porcina u otros productos cárnicos de América del Norte sin que haya ninguna justificación científica y en forma que no se adecua a sus obligaciones internacionales", manifestaron los tres ministros.

No hay ninguna evidencia de que el virus sea transmitido por la carne, de acuerdo con una declaración conjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Organización Mundial de Salud Animal (OMSA) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. "Urgimos a nuestros socios comerciales a retirar de inmediato esas restricciones a nuestros productos", recalcaron los ministros al referirse a esta declaración de los tres organismos internacionales.

Entre los datos más recientes de la OMS se incluyen cerca de 1.900 casos de gripe porcina A H1N1 en 23 países. El gobierno mexicano registró 44 muertes y 1.160 afectados, mientras que en Estados Unidos se reportan dos fallecidos y 896 casos confirmados con el virus.

Países suavizan medidas preventivas ante el virus
Desde ayer China comenzó a levantar la cuarentena impuesta a los pasajeros de un vuelo procedente de México en el que viajó un mexicano de 25 años que se convirtió en el primer caso confirmado de gripe porcina en extremo oriente. Los 300 clientes y empleados confinados en un hotel del centro de Hong Kong, donde se había alojado este mexicano, podrán salir del establecimiento mañana.

Asimismo, Pekín levantó la cuarentena impuesta a unos 20 estudiantes canadienses y a otras personas, chinos y extranjeros, que se encontraban confinadas en Pekín y Shanghai. China alegó que sus drásticas medidas son necesarias para evitar "consecuencias catastróficas, no sólo para evitar que la epidemia se propague en China, sino también en Asia".

El ministro argentino de Justicia, Aníbal Fernández, consideró que su país reestablecerá en el corto plazo los vuelos con México, suspendidos desde hace una semana, una medida que fue duramente criticada por las autoridades mexicanas.