elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno afgano y el ejército estadounidense intentaban hoy concluir una investigación conjunta sobre el bombardeo de la aviación de Estados Unidos contra posiciones talibanes que el lunes causó la muerte de decenas de civiles y provocó indignación en ambos países. El coronel Greg Julian, portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, declaró que esperaba los resultados de las investigaciones hoy mismo, una celeridad inusual en este tipo de casos.

La investigación era llevada a cabo por representantes de los ministerios de Interior y de Defensa, del parlamento, de la presidencia afgana y de las fuerzas internacionales, en el distrito de Bala Buluk, situado en la provincia de Farah, al oeste de Afganistán.

El secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, de viaje en Afganistán, donde las autoridades acusan a la aviación estadounidense de la matanza, cuestionó esta versión en una rueda de prensa. "He oído hablar de una información concerniente a que los talibanes lanzan granadas en las casas para causar víctimas civiles y atribuir la culpa a Estados Unidos, pero pienso que debemos esperar los resultados de la investigación".

Manifestantes solicitan que EU abandone el país
En la ciudad de Farah, la capital provincial, cientos de manifestantes dieron rienda suelta a su ira hoy antes de ser dispersados por la policía tras unos enfrentamientos. Cuatro manifestantes ingresaron en el hospital local, uno de ellos herido de bala, según una fuente médica local. "La policía trató de dispersarlos, pero lanzaron piedras a la policía, que en respuesta disparó al aire", indicó el gobernador adjunto de Farah, Mohamad Yunus Rasuli, quien describió la manifestación como "violenta".

"La gente está muy furiosa. (...). Gritaron '¡Muerte a Estados Unidos, muerte a los invasores!", expresó Abdulá, un joven manifestante contactado por teléfono. "Pedimos al gobierno afgano que obligue a los estadounidenses a abandonar Afganistán. No están en este país para combatir a los talibanes. ¡Matan a más civiles que talibanes!", recalcó por su parte Haji Nangyalai, de 42 años.

Combates iniciaron a principios de esta semana
El lunes por la mañana estallaron los combates violentos entre la insurgencia, bien implantada en la zona, y el ejército afgano. Éste pidió apoyo a las fuerzas estadounidenses, que ordenaron el bombardeo de los talibanes, algunos de los cuales se habrían refugiado en las casas de los habitantes. El coronel Greg Julian, portavoz del ejército estadounidense, indicó que estaban verificando "otra información, según la cual los civiles podrían haber sido matados por los talibanes para luego ser presentados como víctimas del bombardeo".

Pakistán ordena "eliminar" a terroristas islamistas
Asimismo, mientras continúa la ofensiva militar contra los talibanes en Pakistán por 12º día consecutivo, el gobierno pakistaní ordenó al ejército "eliminar a los combatientes y terroristas islamistas", "con el fin de restaurar el honor y la dignidad de nuestro país y para proteger al pueblo, según anunció hoy el primer ministro, Yusuf Raza Gilani, en un mensaje transmitido por televisión. Este anuncio pone punto final al acuerdo de paz firmado en febrero por el cual los combatientes islamistas aceptaban un alto el fuego a cambio de la instauración de tribunales islámicos en Swat y otros seis distritos.