•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo bipartidista de 110 miembros del Congreso de Estados Unidos pidió hoy a la Administración del presidente Donald Trump que restablezca el Estatus de Protección Temporal (TPS) para cientos de miles de inmigrantes que viven legalmente en el país provenientes de El Salvador, Honduras y Haití.

"Creemos que las advertencias que el entonces secretario (de Estado Rex) Tillerson ignoró (en 2017) requieren reconsideración", escribieron los legisladores en una carta dirigida al actual secretario de Estado, Mike Pompeo.

 Turquía anuncia represalias a sanciones de EEUU por el religioso encarcelado

Los congresistas se refieren a los avisos de los diplomáticos estadounidenses sobre las consecuencias de la retirada de los TPS para esos países, como el hecho de que las deportaciones masivas podrían desestabilizar la región o desencadenar una nueva oleada de inmigración ilegal.

Mike Pompeo, Secretario de E.E.U.U.

Asimismo, las distintas embajadas estadounidenses en esas naciones han alertado de que retirar los TPS podría impactar en los intereses de la política exterior de EE.UU.; y poner en riesgo la seguridad de las personas que estaban gozando de ellos y de sus hijos, muchos de ellos ciudadanos estadounidenses.

"Dadas las implicaciones (...) le instamos encarecidamente a que revoque la recomendación de su predecesor y lleve a cabo una revisión exhaustiva del proceso de toma de decisiones que la condujo", aseguraron los congresistas en su misiva.

 Trump propone aranceles de 25 % a bienes chinos valorados en 200.000 millones

A pesar de las evaluaciones de los expertos, el Departamento de Seguridad Nacional decidió suspender el estatus legal de unos 2.500 nicaragüenses y más de 50.000 haitianos en noviembre de 2017, seguido de la terminación del TPS para más de 257.000 salvadoreños y hondureños en enero y mayo de este año.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de residencia de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.