•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia aseguró este viernes que su presencia militar en Centroáfrica tiene como único objetivo formar a las tropas locales, en un anuncio tras el asesinato de tres periodistas rusos que investigaban la presencia de mercenarios rusos en este país.

El experimentado reportero de guerra Orkhan Dzhemal, el documentalista Alexandre Rastorguyev y el cámara Kirill Radchenko fueron asesinados el lunes por la noche por hombres armados cerca de Sibut, en el centro de la República Centroafricana.

 Lea: Rebeldes yemeníes inician cese el fuego para facilitar el trabajo de la ONU

Los tres investigaban las actividades en este país de la empresa militar rusa Wagner, que en Siria ya se hizo cargo del Centro de Gestión de Investigaciones, un proyecto impulsado por el opositor ruso en el exilio Mijaíl Jodorkovski.

Moscú anunció en marzo el envío a Centroáfrica de cinco oficiales y 170 instructores civiles que, según los expertos, podrían formar parte de la empresa privada Wagner.

 De interés: Vladimir Putin alaba papel de la Armada rusa durante desfile naval en San Petersburgo

"Los especialistas militares rusos no participan en los combates y sólo se dedican a la formación", aseguró la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova, quien recordó que fueron desplegados en Centroáfrica "como petición del presidente de este país"

Zajárova acusó algunos medios de hacer "todo lo posible para manipular las informaciones y la realidad de la presencia de instructores rusos en Centroáfrica".

 Además: Nueve militares presos por presunto plan de golpe en Venezuela, según diario

Desde principios de año, Rusia envió a instructores militares a Centroáfrica, entregó armas al ejército de este país y garantiza la seguridad del presidente Faustin-Archange Touadéra, cuyo consejero en materia de seguridad es de nacionalidad rusa.