•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Paraguay, el mayor productor de marihuana de Suramérica, contará a partir del próximo lunes con un horno oficial para incinerar la yerba incautada y otro tipo de drogas, una labor que hasta ahora se realizaba en empresas siderúrgicas o al aire libre, informó hoy la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

El incinerador, un horno pirolítico, comenzará a funcionar en el departamento de Presidente Hayes y podrá quemar 150 kilos de droga a la hora y a una temperatura de 1.200 grados centígrados y sin emitir gases contaminantes.

La Senad añadió que a la inauguración del horno, con una inversión de unos 4.000 millones de guaraníes (unos 700.000 dólares) asistirá el presidente del país, Horacio Cartes, y otras autoridades nacionales.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Suramérica y el principal destino de la venta es BrasilEl titular de la Senad, el coronel Hugo Vera, señaló al respecto que el horno servirá para incinerar todo tipo de drogas y que el mismo fue construido en Argentina.

En el lugar de su ubicación, a escasos kilómetros de Puente Remanso se inaugurará también la nueva sede de la Dirección de Evidencias de la Senad.

Lea: Georgia legaliza el uso personal de la marihuana
Lea: Agentes antidroga interceptan cargamento de marihuana en el río Paraguay

Hasta hora, la marihuana confiscada por la Senad en sus operativos se incineraba en los altos hornos de una empresa de siderurgia próxima al Gran Asunción, así como en el predio del Arsenal de Marina de la Armada Paraguaya, aquí en un foso a cielo abierto.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Suramérica y el principal destino de la venta es Brasil, aunque también existe un flujo de drogas hacia Argentina, Uruguay, Bolivia y Chile, según las autoridades.

También: Decomisan 40 toneladas de marihuana en operativo en norte de Paraguay

El país sudamericano también se ha convertido en una ruta de transformación de la coca boliviana en cocaína para su venta en Brasil, Argentina y otros países, con la implantación de laboratorios clandestinos en su territorio, según las autoridades.