•  |
  •  |
  • EFE

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela declaró hoy su "irrestricta lealtad" al presidente Nicolás Maduro, luego del atentado con explosivos que sufriera el sábado el gobernante chavista cuando participaba en un acto con militares en el centro de Caracas.

"Bajo ninguna circunstancia aceptaremos que sea vulnerada la soberanía nacional, permaneceremos incólumes y aferrados a las convicciones que nos caracterizan, apoyando de manera incondicional y con irrestricta lealtad a nuestro comandante en jefe (Nicolás Maduro)", dijo al leer un comunicado el ministro de defensa, Vladimir Padrino. 

Gobierno venezolano informó que Maduro fue víctima la tarde del sábado de un atentado con "artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva", del que salió ileso, y que dejó 7 personas heridas. El atentado ocurrió cuando Maduro ofrecía un discurso, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, en el que defendía las últimas medidas económicas de su gobierno, que son criticadas por la oposición.

La transmisión televisiva mostró a los militares formados romper filas de manera desordenada y cómo evacuaron al ministro Padrino. En la tarima junto a Maduro, además de Padrino y la primera dama, Cilia Flores, había representantes de todos los poderes públicos del país, razón que llevó al máximo responsable de la defensa del país a considerar, según dijo antes de lee el comunicado, que el ataque pretendía "descabezar a todo un Estado".

Por estos sucesos hay varias personas detenidas, informó el propio Maduro anoche en una declaración televisada, en la que acusó al saliente presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a la "ultraderecha" de ese país y de Venezuela, de estar detrás del atentado. "Esta es una práctica típica de las oligarquías (...), y resulta despreciable que esas oligarquías cuenten hoy con la ayuda de la extrema derecha venezolana", señaló la FANB en el comunicado.

De acuerdo con los militares venezolanos, el ataque, que calificaron como "barbarie", es "un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores cuyo objetivo es cambiar mediante mecanismos no constitucionales el gobierno legítimamente constituido y electo por voto popular" de Maduro.

"Ningún gobierno que procure instaurarse por vías no democráticas contará con el apoyo de la FANB, y cualquier grupo que lleve a cabo actos criminales de este tipo recibirá una respuesta contundente de nuestra parte", añade el texto.

La oposición venezolana, por su parte, se deslindó hoy del ataque y señaló que la solución a la crisis debe ser "democrática". Estos eventos ocurren en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, y que se traduce en escasez de todo tipo de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos.

Por estas razones, en el país se desarrollan a diario decenas de protestas, en demanda de comida, transporte, agua, electricidad y mejores salarios, entre otras exigencias.