•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo hoy que la "nula crediblidad" del gobierno de Nicolás Maduro impide saber la verdad respecto al atentado denunciado ayer en Venezuela.

En todo caso, agregó Almagro, la OEA condena el uso de la violencia.

"La nula credibilidad del régimen de Maduro impide saber la verdad de lo ocurrido. En cualquier caso, reiteramos: la Secretaría General de la OEA siempre condenará el uso de la violencia como herramienta política", dijo Almagro en su cuenta oficial de Twitter.

Ayer, durante un acto oficial de Maduro junto a la guardia, hubo un par de detonaciones, que de acuerdo con el gobierno de Venezuela se trató de un atentado.

Maduro, horas después, denunció que el supuesto atentado estaría dirigido por el saliente presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Según Maduro, la "ultraderecha" es la que planificó el supuesto ataque en su contra.

Nicolás Maduro, ayer, previo al supuesto atentado. EFE/END

"Hemos despejado la situación en tiempo récord, y se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo duda que todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas", dijo anoche.

Por su parte, Estados Unidos negó hoy cualquier participación en el ataque y también puso en duda la versión del gobierno de Venezuela.

"Puedo decir inequívocamente que no hay participación del gobierno de Estados Unidos en esto en absoluto", afirmó hoy John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, en una entrevista con la cadena Fox News.

Tras las explosiones, hubo un gran despliegue de seguridad en Caracas. EFE/END

"Podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido), desde un pretexto establecido por el propio régimen de Maduro a otra cosa", expresó Bolton, quien agregó que no hubo estadounidenses heridos en la explosión.

Hoy, el gobierno de Venezuela indicó que hay seis personas detenidas por el caso, que según ellos se trató del uso de drones cargados con explosivos para hacerlos explotar sobre Maduro durante un acto oficial.

Además, la Fuerza Armada de Venezuela garantizó hoy la irrestricta lealtad al gobierno.