•  |
  •  |
  • EFE

El número de peticiones de asilo en la Unión Europea (UE) decreció un 15 % en la primera mitad de 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus sigla en inglés) publicados hoy.

En junio se presentaron cerca de 51.300 peticiones, 1.600 menos que el pasado mes de mayo.

En los primeros seis meses del año se presentaron 301.390 peticiones en la UE, Suiza y Noruega. En este contexto las tendencias globales se mantienen estables y continúan descendiendo ya que el pasado año se produjo una caída del 43 % en las peticiones.

Los principales países de los que procedían las personas que pidieron asilo en la UE el pasado junio en los países comunitarios fueron Siria, Afganistán, Irak, Pakistán y Nigeria.

Ese mes, mientras que las peticiones de afganos y sirios tuvo un ligero descenso, la de nacionales iraquíes y pakistaníes aumentaron. Los solicitantes de asilo de nacionalidad venezolana, pese a haber crecido en los primeros cinco meses de 2018, en junio cayeron un 30 %, aunque el número de peticiones mensuales se mantuvo muy alto (un 67 % superior a principios de año).

Además en junio se experimentó un aumento en las peticiones de los nacionales turcos, alcanzando las 2.157 solicitudes, y en las de los ciudadanos sudaneses. Por otro lado se apreció un descenso en las peticiones de asilo por parte de ciudadanos de Bangladesh, Colombia y Somalia.

El análisis de los datos muestra que aproximadamente el 2,5 % de los solicitantes de asilo son menores de edad no acompañados. Pese al descenso de las peticiones en espera de una decisión de primera instancia (3.000 menos que en mayo), a finales de junio seguía habiendo 420.238 peticiones sin respuesta. En España se prevé que se presenten 50.000 solicitudes de protección internacional a lo largo de 2018.