•   Isla de san Andrés, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció hoy las primeras medidas de su Gobierno para enfrentar los problemas de seguridad y salud del archipiélago de San Andrés y Providencia, que llamó territorio "indivisible" de su país en el Caribe.

Duque dijo estar complacido de que su primer viaje como jefe de Estado, con parte de su gabinete ministerial, sea al "archipiélago histórico e indivisible de Colombia de San Andrés, Providencia y Santa Catalina", que fue una de sus promesas de campaña.

Entre las medidas anunciadas por Duque tras concluir un consejo de seguridad celebrado en San Andrés está el envío de "personal especializado en criminalística" de la Policía para reforzar la capacidad de investigación de la Fiscalía. Igualmente se acordó agilizar la información para combatir el porte ilegal de armas y enfrentar la reincidencia delictiva ya que el 25 % de los delincuentes capturados en la isla y no condenados por delitos graves vuelven a cometer crímenes.

"Queremos poder reducir significativamente el número de homicidios y de hurtos que se ha venido incrementando en el archipiélago. No queremos seguir viendo ese número de homicidios como el que se registró en 2017", dijo en una declaración Duque, quien asumió ayer la Presidencia para el periodo 2018-2022.

Según la Defensoría del Pueblo, en San Andrés se cometieron el año pasado 22 homicidios, una cifra inusualmente alta, pues fueron diez más que en 2016, debido principalmente al narcotráfico.

En cuanto a la salud, una de las primeras medidas será la puesta en funcionamiento de avión medicalizado "que permita movilizar pacientes en condiciones crónicas o delicadas, en emergencia, desde Providencia hasta San Andrés", donde está el Clarence Lynd Newball Memorial, el principal hospital del archipiélago.

"En los próximos 60 días estaremos identificando la posibilidad de tener a disposición vehículos marítimos que también atiendan a esa población en situación de emergencia", agregó Duque.

Después del consejo de seguridad, Duque se trasladó hasta el hospital para hacer un recorrido por sus instalaciones y ver las condiciones en que funciona. A su llegada al Clarence Lynd Newball Memorial, el mandatario fue recibido con aplausos por una multitud compuesta por trabajadores del hospital, visitantes y hasta pacientes externos que se aglomeraron en el zaguán principal para saludarlo y hacerse fotos con él.

"Creo que estos son compromisos de corto plazo y rápida respuesta" con la gente del archipiélago, afirmó el presidente, quien pasará todo el día en la isla para ver también las necesidades de sus habitantes en materia comercial y turística.