•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los resultados de las primarias de este martes en cuatro estados de EE.UU., dados a conocer hoy, ofrecieron un panorama heterogéneo de cara a las elecciones legislativas del próximo noviembre, aunque los demócratas tienen razones para el optimismo y arrebatar a los republicanos la mayoría en el Congreso.

Kansas, Michigan, Misuri y el estado de Washington celebraron sus primarias, junto a la elección especial por el distrito duodécimo de Ohio, arrojando victorias de distinta índole.

Te interesa: OEA y Congreso de EE. UU. con Nicaragua en agenda

Por un lado, los republicanos tradicionales se enfrentaban en algunas circunscripciones a aquellos más alineados con el presidente estadounidense, Donald Trump, mientras que los demócratas libraron su batalla entre candidatos clásicos y los de corte más progresista.



No obstante, todos los ojos estaban puestos en Ohio, donde el republicano Troy Balderson se enfrentaba al demócrata Danny O'Connor tras la marcha anticipada del congresista republicano Pat Tiberi, una batalla que terminó casi en un empate técnico, con una ligera ventaja del conservador.

Los republicanos han ganado en ese distrito durante décadas, con una amplia ventaja, y el propio Trump logró vencer en ese territorio a su contrincante en las presidenciales de 2016, Hillary Clinton, por un margen de 11 puntos.

Más: Comité del Congreso Estados Unidos aprueba publicar informe demócrata sobre trama rusa

Sin embargo, los conservadores apenas consiguieron en la elección especial una raquítica victoria, que aún no ha sido confirmada dado el estrecho margen, lo que da esperanzas a los demócratas de sus posibilidades en noviembre para recuperar los 23 asientos que necesitan en la Cámara de Representantes para hacerse con la mayoría.

Los republicanos han retrocedido en todas las elecciones especiales al Congreso desde que Trump asumió el cargo, y el duodécimo distrito de Ohio no fue la excepción.

Y es que en lo que va de año, los demócratas han arrebatado 11 asientos a los conservadores en los comicios especiales, mientras que los republicanos solo han podido hacerse con uno que ostentaban los demócratas.

Donald Trump desafía al FBI al destapar un informe que denuncia abusos en trama rusa

La votación de Ohio, desarrollada en los suburbios de Columbus, su capital, subraya los problemas específicos que enfrentan los republicanos, incluida la impopularidad de Trump entre los electores con educación superior y la intensa movilización política que están logrando los demócratas.

No obstante, los conservadores se han mostrado satisfechos por no haber perdido la elección, y algunos de los candidatos afines al multimillonario también obtuvieron victorias en sus primarias.

"Mientras haga campaña y/o apoye a los candidatos del Senado y la Cámara de Representantes (dentro de lo razonable), ¡ellos ganarán! AMO a la gente, y ciertamente parece que les gusta el trabajo que estoy haciendo", dijo hoy Trump en su cuenta de Twitter.

"Si encuentro el tiempo, entre China, Irán, la economía y mucho más, lo cual debo hacer, ¡tendremos una ola roja gigante!", agregó.

En el lado demócrata, los más progresistas obtuvieron algún triunfo, como la de la aspirante a la Cámara Baja por el decimotercer distrito de Michigan, Rashida Tlaib, quien tras su victoria se convertirá casi con seguridad en la primera mujer musulmana del Congreso.

Tras fin del TPS, nicaragüenses tendrán un año para salir de Estados Unidos

Sin embargo, no tuvo tanta suerte el candidato progresista a la Gobernación de Michigan Abdul El-Sayed, quien perdió sus primarias ante Gretchen Whitmer, mucho más cercana al aparato del Partido Demócrata, pese a haber contado con el apoyo del senador Bernie Sanders, rostro por excelencia del socialismo en EE.UU.

Pero si hubo un ganador en las elecciones de este martes fueron las mujeres.

Tras las primarias en esos estados, y a falta de que aún se celebren en 14 territorios del país antes de noviembre, ya son 185 las nominadas para presentarse a la Cámara de Representantes: 143 demócratas y 42 republicanas, según datos del Centro para Mujeres y Política de la Universidad de Rutgers.

Aunque los demócratas siempre han presentado a más mujeres en sus filas, en este ciclo electoral las progresistas se han postulado a puestos públicos con mucha más afluencia, un respuesta que muchos atribuyen a la retórica machista del actual mandatario.