•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios líderes sindicales de Estados Unidos viajarán el próximo lunes a São Paulo (Brasil) para brindar apoyo a los partidarios de que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se pueda presentar como candidato en las próximas elecciones, pese a estar preso.

Entre los sindicalistas que viajarán a Brasil, donde permanecerán cinco días, se encuentran el vicepresidente ejecutivo de la American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (AFL-CIO), Tefere Gebre; y su homólogo de la United Food and Commercial Workers (UFCW) y presidente nacional del Retail, Wholesale and Department Store Union (RWDSU), Stuart Appelbaum.

"Los miembros de la delegación expresarán su apoyo a aquellos grupos que han estado en primera línea en la lucha por defender el derecho del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a presentarse como candidato en los comicios presidenciales del 7 de octubre", informaron los sindicatos en un comunicado conjunto.

El considerado líder más carismático de Brasil, que aspira a postularse como candidato de la formación de izquierdas Partido de los Trabajadores (PT), encabeza todos los sondeos de intención de voto para las presidenciales.

Lea: El partido de Lula planea una alianza con laboristas para una segunda vuelta
Lea: El carismático Lula desea volver al ruedo para evitar aislamiento en prisión

Sin embargo, el expresidente, que está preso desde el pasado abril cumpliendo una condena de 12 años por corrupción, está virtualmente inhabilitado ya que la ley electoral le impide ser candidato tras haber sido condenado en segunda instancia.

"Continuaremos apoyando la lucha por hacer justicia hasta que el presidente Lula haya sido liberado y los brasileños puedan tener, finalmente, unas elecciones justas", señaló Gebre en el comunicado.

También: Papa preocupado por Lula, dice ex canciller brasileño

En un escenario sin Lula, el radical de ultraderecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), lidera la intención de voto con un 17 % de respaldo de cara a unas elecciones que se presentan como las más inciertas desde el regreso de la democracia al país.