•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, viajará mañana a Estambul en una visita de dos días durante la cual abordará con su colega turco, Mevlut Cavusoglu, los preparativos de una cumbre entre los líderes de Rusia, Alemania, Turquía y Francia sobre el conflicto sirio, informó hoy Moscú.

"Los ministros tratarán los preparativos de la cumbre que se planea celebrar en un futuro próximo entre los presidentes de Rusia, Turquía, Alemania y Francia sobre el arreglo sirio", señala un comunicado difundido por la cancillería rusa.

La situación en Siria y en el resto de la región de Oriente Próximo será el principal asunto en las conversaciones entre los dos ministros.

Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia

Lavrov y Cavusoglu también abordarán la actualidad "en África del Norte, Cáucaso, Asia Central, Ucrania y la región del mar Negro", agrega el comunciado.

Lea: Putin y Rohaní destacan la cooperación de sus países en Siria
Lea: Israel cierra su hospital de campaña para heridos sirios

Además, los responsables de Exteriores también hablarán de las relaciones bilaterales, con especial atención al fortalecimiento de la cooperación económica y comercial entre los dos países.

Mevlut Cavusoglu, ministro de Relaciones Exteriores de Turquia

"Un lugar especial (en las conversaciones) lo ocupará la cooperación en el ámbito energético, que juega un papel clave en las relaciones bilaterales", precisa la cancillería rusa.

También: Al menos 9.880 desplazados por la ofensiva en Deraa hacia el norte de Siria

Rusia está construyendo en la actualidad el gasoducto "Turkish Stream" que unirá los dos países por el fondo del mar Negro, y que atravesará el territorio turco hasta la frontera de ese país con la Unión Europea (UE).

Rusia y Siria han dado por concluida la ofensiva para recuperar el control total sobre el suroeste del país árabe y han señalado como el próximo objetivo a la provincia norteña de Idleb, último refugio tanto para la oposición armada como para los grupos yihadistas, en el que están desplegadas tropas turcas.

Ankara protege a la oposición siria en esa provincia, por lo que se prevé una dura negociación en la que Moscú intentará convencer a Turquía para que no ponga obstáculos a que Damasco recupere el control sobre la región.