•   Taipei, Taiwán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 14 personas han muerto hoy de paro cardiaco tras declararse un incendio en un hospital en el Nuevo Taipei, informó el Ministerio de Salud y Sanidad en un comunicado.

Los hechos sucedieron esta madrugada en el séptimo piso del hospital Weifu, en el distrito de Xinchuang, de donde los bomberos sacaron a 36 personas, 14 de ellas sin signos vitales, señaló la Oficina de Prevención de Desastres del Ministerio de Salud y Bienestar.

Los recatados son 33 pacientes, dos empleados y una enfermera, señaló el comunicado.

El jefe de los bomberos de Nuevo Taipéi, Huang Te-ching, admitió que se estaba investigando el origen del incendio pero desmintió la información según la cual el sistema automático de extinción de incendios no habría funcionado correctamente.

La fachada calcinada del hospital de Taiwán.

"El sistema funcionaba pero está alejado del lugar donde comenzó el fuego, lo que hizo que el fuego no se apagara de inmediato", dijo a los periodistas.

Imágenes de las cámaras de vigilancia difundidas por medios locales mostraron a empleados precipitándose a los pasillos y evacuando pacientes en brazos o sillas de rueda.

La prensa local informó, citando a familiares de los pacientes, que estos habían oído una deflagración y sospechaban que el incendio hubiese sido causado por la explosión de una botella de oxígeno.

"Determinaremos la causa del incidente para impedir que se vuelva a producir una situación similar", declaró el primer ministro William Lai.