•   Washington D.C, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de 100 periódicos de Estados Unidos publicarán este jueves editoriales en contra de los ataques a la prensa del presidente Donald Trump, que ha llegado a llamar a los medios de comunicación "el enemigo del pueblo estadounidense".

Esta iniciativa, liderada por el histórico diario The Boston Globe, ha reunido ya a más de 100 periódicos del país, incluyendo a grandes cabeceras como The Houston Chronicle, Minneapolis Star Tribune, Miami Herald y Denver Post, de acuerdo a información de medios locales.

"Proponemos publicar un editorial el 16 de agosto sobre los peligros del asalto de la Administración a la prensa y pedirles a otros que se comprometan a publicar sus propios editoriales en la misma fecha", señaló el Globe en una carta enviada a centenares de publicaciones estadounidenses.

También: Uber, Lyft y Airbnb permiten negar servicios a neonazis en Washington

La editora adjunta de la página editorial del The Boston Globe, Marjorie Pritchard, aseguró este fin de semana a CNN que espera que la cantidad final de periódicos participantes aumente "en los próximos días".

"Causan gran división y desconfianza a propósito. ¡También pueden causar guerra! ¡Son muy peligrosos y enfermos!", añadió el mandatario estadounidense.

"La respuesta ha sido abrumadora. Tenemos algunos periódicos grandes, pero la mayoría son de mercados más pequeños, todos entusiasmados por resistir el asalto de Trump al periodismo", agregó Pritchard.

Esta respuesta conjunta llega una semana después de que Trump insistiera en la idea de que la prensa es "el enemigo del pueblo estadounidense".

Lea: Bomberos están cerca de controlar la mitad del incendio Holy en California
Lea: Buque estadounidense con soja atraca en China tras un mes sin rumbo fijo

"Los medios de comunicación falsos odian que diga que son los enemigos del pueblo solo porque saben que es VERDAD", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

"Causan gran división y desconfianza a propósito. ¡También pueden causar guerra! ¡Son muy peligrosos y enfermos!", añadió el mandatario estadounidense.