•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Partido de los Trabajadores (PT) defenderá la candidatura del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, "hasta las últimas consecuencias", según explicó hoy la presidenta de la formación, Gleisi Hoffmann.

"Iremos con Lula hasta el final", subrayó la senadora en un encuentro con corresponsales extranjeros en Sao Paulo para explicar la estrategia del partido de cara a las elecciones presidenciales del próximo octubre.

El PT tiene previsto registrar este miércoles ante las autoridades electorales, en Brasilia, la candidatura presidencial de Lula y la de su compañero de fórmula, el exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad.

No obstante, Lula podría ser impedido de presentarse a los comicios de octubre debido a que la ley electoral veta que condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan postular a un cargo electivo.

La senadora subrayó que si Lula (2003-2010) es apartado "violentamente" de la carrera electoral, los comicios del próximo octubre, los más inciertos en las últimas décadas, serán "ilegítimos".

La presidenta de la mayor formación de izquierdas de Latinoamérica citó casos de otros políticos que consiguieron ser electos a pesar de estar impedidos por la "Ley de la ficha limpia", sancionada en 2010 sin vetos por Lula y que ahora podría dejarle fuera de las elecciones.

Para Hoffmann, a pesar de que la ley fue aprobada por el exmandatario, "la forma en que está siendo usada" es "inconstitucional".

A su juicio, Brasil vive una "elección anormal" y, por esa misma razón, el PT ha tomado "medidas excepcionales" para defender la candidatura de su máximo líder, condenado a 12 años y 1 mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

"Registrar la candidatura de Lula es una victoria. No reconocemos lo que se está haciendo contra él", sostuvo la legisladora, quien consideró que la situación de "Brasil lleva a la desestabilización de América Latina".

Hoffmann subrayó que Lula es el "único" candidato que puede "rescatar al país de la crisis" y advirtió que, si continúa preso, "no habrá estabilización democrática" en Brasil. Su inhabilitación, indicó, supondría una "agresión" al país.

"No puede haber una elección sin el mayor líder del país", indicó. A pesar de que Haddad figura como el posible "plan B" del partido en caso de que Lula sea vetado, Hoffmann señaló que el PT "no trabaja con la hipótesis" de que el exministro de Educación pueda asumir la candidatura presidencial.

Adelantó también que la imagen de Lula, preso desde el pasado abril, estará presente y será la principal protagonista en la propaganda electoral del partido, la cual comenzará el próximo jueves en plazas públicas y por internet.

El PT ha movilizado a su militancia para acompañar el registro de la candidatura de Lula, quien ha continuado marcando las directrices de la formación desde su celda en la sede de la Policía Federal de Curitiba.

Unas 4,500 personas, la mayoría ligadas al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), iniciaron el viernes una marcha desde diferentes partes del país rumbo a Brasilia para apoyar el registro de la fórmula presidencial del PT.

Los manifestantes deberán llegar a la capital el miércoles, cuando termina el plazo para que los partidos políticos inscriban en la Justicia electoral a sus candidatos para los comicios presidenciales.