•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, asumirá este miércoles la Presidencia con la intención de "honrar esa esperanza de la gente que creyó" en su proyecto y dispuesto a "conquistar con la conducta" a los que no lo votaron en las pasadas elecciones del 22 de abril.

El político conservador aseguró que apelará "siempre al diálogo" para lograr la reconciliación del pueblo paraguayo y enriquecer la política nacional, según declaró hoy tras salir a saludar a la prensa congregada en su residencia personal, donde desde el pasado abril recibe a su equipo de Gobierno y a representantes de organismos internacionales.

"Yo sé que la ciudadanía tiene muchas esperanzas, que nos exige mucho, y que esa indignación yo la quiero transformar en esperanza", manifestó a los periodistas Abdo Benítez, del Partido Colorado.

El futuro mandatario reconoció que la sociedad paraguaya está "harta" y "habla a cada rato", por lo que se comprometió a "escuchar los reclamos y las exigencias del pueblo".

Abdo Benítez insistió en el "debate saludable" como herramienta democrática e instrumento para construir el futuro de la nación, al mismo tiempo que señaló que le preocuparía una sociedad "con unidad de criterio".

Lea: Menores trabajadores demandarán en Asunción sistema de protección de derechos
Lea: Abdo Benítez promete una "vida digna" para indígenas de Paraguay

El próximo presidente de Paraguay advirtió de que elegirá "el camino de las convicciones" y adelantó que no habrá "soluciones milagros".

Marito, como se le conoce en la política paraguaya, se impuso en las elecciones generales del pasado 22 abril con más de 1,2 millones de votos, el 46,42 %.

La toma de posesión se celebrará este 15 de agosto, fecha que coincide con el 481 aniversario de la fundación de la ciudad de Asunción.

También: Artesanía para recuperar la autoestima de mujeres indígenas paraguayas

La ceremonia contará con la presencia de los dignatarios de Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Taiwán, Colombia y Guatemala, además de 94 delegaciones de otros países y organismos.