•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unas 45 familias del estado mexicano de Oaxaca recibieron hoy sus nuevas viviendas, reconstruidas tras el terremoto del pasado 7 de septiembre que dejó graves daños estructurales y 98 muertos en el sur del país.

El Fideicomiso Fuerza México (FFM), iniciativa del sector privado nacida después del sismo de magnitud 8,2, así como del ocurrido el 19 de septiembre, hizo entrega simbólica de los inmuebles en la localidad de Unión Hidalgo, en el istmo de Tehuantepec, la región más golpeada por el primer temblor.

 Lea: Nuevas escenas de pánico entre los habitantes de Lombok por otro fuerte sismo

La familia de Adán Ruiz y Sofía López fue una de las damnificadas por el terremoto. Una casa roja y morada se alza en el lugar donde estaba su viejo hogar, derrumbado por el fuerte movimiento oscilante del sismo. "Al principio estábamos atemorizados.

Uno no piensa en reconstruir, piensa en sobrevivir", relata Sofía a Efe. A unas semanas de que se cumpla el aniversario de la tragedia, esta ama de casa se muestra "contenta y muy feliz" por recibir la casa, porque a ella y a su esposo, maestro de profesión, se les estaba "complicando" construir un nuevo hogar.

Debido a los cientos de casas que se cayeron en el municipio, "no había mano de obra" y había que esperar para recibir los materiales.

"Es muy difícil reconstruir", resalta frente a su nueva casa, llevada a cabo por Construyendo, una de las seis fundaciones que participan en los trabajos que se están llevando a cabo en Oaxaca apoyadas por el Fideicomiso.

 De interés: Sube a 131 el balance de muertos por el terremoto en Indonesia

Una de sus preocupaciones a la hora de levantar el nuevo inmueble es que resistiera a los temblores que se sienten de manera habitual en Unión Hidalgo, aunque son mucho más leves.

"Es segura, es antisísmica y aislante del calor; es especial para esta zona, que hace mucho calor", resalta.

En el acto de entrega estuvo presente la directora ejecutiva del Fideicomiso, Alejandra Kuri, quien destacó que "el hogar es el lugar donde podemos encontrar la fortaleza para salir adelante" y deseó que así sea con las familias de la región.

También participó el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, quien protagonizó un recorrido por algunas de las casas reconstruidas.

 Además: Miles de supervivientes aguardan ayuda tras el fuerte terremoto en Indonesia

"La etapa de la reconstrucción va viento en popa. Oaxaca está de pie", aseguró el mandatario estatal antes de entrar en uno de los hogares.

Los terremotos de septiembre en México dejaron daños en 121,701 viviendas de los estados de Oaxaca y Chiapas, dos de las regiones más pobres del país.

Hasta la fecha, el FFM ha recaudado más de 400 millones de pesos (20,9 millones de dólares), con los que se han reconstruido unas 4.500 viviendas, además de escuelas, mercados y clínicas.