•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó hoy el "atroz" ataque suicida que el miércoles dejó cerca de 50 muertos en un centro educativo de la capital afgana, Kabul.

"Atacar a civiles, en particular a niños, es inaceptable", dijo Guterres en un comunicado, en el que exigió que los responsables de este atentado rindan cuentas.

El jefe de Naciones Unidas trasladó sus condolencias al Gobierno afgano y a las familias de las víctimas y deseó una rápida recuperación a los heridos.

También: Víctimas de los atentados de Cataluña: un año de vida, un año de trauma

El ataque tuvo lugar en un barrio principalmente chií, una minoría a menudo objetivo de la insurgencia, y se produjo cuando el Ejecutivo afgano se plantea un alto el fuego con motivo de la festividad musulmana del Eid al Adha o "fiesta del sacrificio".

La ONU, en otro comunicado, condenó también la ofensiva de los talibanes en la ciudad oriental de Ghazni y consideró necesario que haya un "alto el fuego inmediato" y negociaciones de paz.

Lea: Parlamento culpa a Maduro por "torturas" a diputado acusado por el atentado
Lea: Un general venezolano detenido por supuesto atentado contra Maduro

"El secretario general subraya una vez más que no puede haber una solución militar al conflicto en Afganistán y pide urgentemente un arreglo pacífico", señaló la organización.