•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) anunció hoy la creación de un registro de muertes de mujeres ocurridas por abortos clandestinos en Argentina, después de que el Senado rechazase la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Sólo en la última semana, tres jóvenes de 22, 30 y 34 años fallecieron en el país suramericano por las consecuencias de esta práctica, a la que recurren 354.627 personas al año, según datos recientes del Ministerio de Salud.

"Las muertes de estas mujeres jóvenes y humildes que perfectamente podríamos denominar femicidios de Estado, ya que todas podrían haberse evitado, confirman lo que desde hace meses venimos denunciando: la clandestinidad se cobra la vida de miles de mujeres en nuestro país", afirmó la coordinadora nacional de MuMaLá, Raquel Vivanco.

Asimismo, destacó que, con la creación de este registro, buscan "visibilizar y seguir exigiendo" la aprobación de una ley de interrupción voluntaria del embarazo que dé respuesta a esta problemática.

"El aborto existió, existe y seguirá existiendo, la discusión de fondo es si es clandestino o legal", denunció.

Lea: Macri afirma que debate sobre aborto va a continuar tras rechazo del Senado
Lea: Macri defiende la tolerancia ante el trascendental debate del aborto

Los datos sobre estas muertes serán recopilados de las publicaciones de medios gráficos y digitales de todo el país suramericano, un procedimiento idéntico al que ya realiza MuMaLá con las cifras de feminicidios que recoge en su Observatorio de la violencia contra las Mujeres "Ni Una Menos" desde junio de 2015.

En la madrugada del 9 de agosto, tras casi 17 horas de debate, la votación del proyecto de aborto legal, seguro y gratuito en la Cámara Alta se saldó con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones.

También: Chile registra 359 abortos en diez primeros meses de vigencia de nueva ley

Para Vivanco, esos 40 senadores que no permitieron que saliera adelante una iniciativa que ya había recibido el visto bueno de la Cámara de Diputados en junio son los "responsables" de los fallecimientos por abortos clandestinos.