•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El exdirector de la CIA John Brennan afirmó que el presidente estadounidense, Donald Trump, había retirado su autorización de acceso a información clasificada para asustar a los detractores y bloquear una investigación sobre sus vínculos con Rusia.

En una columna publicada el jueves en el diario New York Times, Brennan dijo que la decisión, anunciada el día anterior por la Casa Blanca, era de tono político.

 EEUU amenaza a Turquía con más sanciones si no libera a pastor preso

"Claramente, el Sr. Trump está desesperado por protegerse a sí mismo y a otros cercanos a él", dijo Brennan, viéndolo como "un intento de silenciar, a través del miedo, a otros que se atrevieron a desafiarlo".

El exalto funcionario, que hasta enero de 2017 era el guardián de los secretos estadounidenses, barrió las garantías aseguradas por Trump de que su equipo de campaña no trabajó con Rusia para ganar las elecciones presidenciales de 2016.

El exalto funcionario, que hasta enero de 2017 era el guardián de los secretos estadounidenses, barrió las garantías aseguradas por Trump de que su equipo de campaña no trabajó con Rusia para ganar las elecciones presidenciales de 2016.

"Que el Sr. Trump afirme que no hubo colusión es, para decirlo en una palabra, una tontería", dijo.

"Las únicas preguntas que quedan son si la colusión que tuvo lugar es una conspiración que probablemente constituiría un delito, si ha habido obstrucción de la justicia para cubrir tal colusión o conspiración, y cuántos miembros del + SARL Trump + (equipo de campaña) ha intentado defraudar al gobierno lavando dinero y escondiendo los movimientos financieros en sus bolsillos ", agregó.

 ​​Trump repite ataques contra medios ante editoriales por libertad de prensa

Las palabras de Brennan son de una virulencia sin precedentes, a pesar de que muchos funcionarios han criticado a Trump desde que llegó al poder .

Y llegaron luego de una medida altamente inusual, que Trump justificó porque la conducta de Brennan se había vuelto "errática".

Ese beneficio ahora revocado es históricamente otorgado a altos funcionarios para acceder a información delicada y confidencial, incluso después de que dejan el cargo.

El exalto funcionario, que hasta enero de 2017 era el guardián de los secretos estadounidenses, barrió las garantías aseguradas por Trump de que su equipo de campaña no trabajó con Rusia para ganar las elecciones presidenciales de 2016.

La Casa Blanca adelantó el miércoles que otros ocho exfuncionarios de la era Obama podrían perder la autorización de seguridad, incluyendo James Clapper, exdirector de inteligencia nacional, Michael Hayden, quien también se desempeñó como director de inteligencia nacional y el ex director del FBI James Comey.

Un fiscal especial, Robert Mueller, está investigando la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y una posible colusión entre Moscú y el equipo de campaña de Donald Trump, un tema que se discute persistentemente en el ambiente político y mediático de EEUU.