•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Poder Judicial de Argentina dio la razón al Estado y rechazó hoy el reclamo económico realizado por la empresa Odebrecht en el marco de uno de los contratos investigados por el pago de sobornos en el país austral, informaron fuentes jurídicas.

La Cámara Federal confirmó la orden que un juzgado inferior dio al Tribunal de Arbitraje General de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires de que se suspenda dicho reclamo "hasta la conclusión del proceso penal" contra la empresa brasileña, que en 2016 reconoció el pago de sobornos en contratos públicos entre 2007 y 2014.

 Lea: Perú espera que EE.UU. resuelva extradición de Toledo como máximo en dos años

Esos sobornos, por valor de 35 millones de dólares, se produjeron bajo la presidencia de Cristina Fernández, pero el reclamo de Odebrecht, de más de 450 millones de pesos (15,14 millones de dólares al cambio actual) y 45 millones de dólares, es por un contrato que comenzó en 2006.

En concreto, el Ministerio de Energía revocó el contrato para la realización de obras correspondientes al Plan de Ampliación de Gasoductos TGN y TGS 2006-2008, que se encuentra a su vez sospechado de actos de corrupción.

 De interés: Caso Odebrecht será juzgado en México antes del final de actual gobierno

El Estado argentino, mediante la Oficina Anticorrupción (OA), se presentó ante la Justicia en junio para frenar ese reclamo económico de Odebrecht, compañía que en Argentina tiene varias causas abiertas por presuntos sobornos.

En marzo pasado, el juez federal Daniel Rafecas dictó el procesamiento del exministro de Planificación Julio De Vido (2003-2015) y otros exfuncionarios al considerar que crearon un "sistema normativo para favorecer a Odebrecht" otorgándole el contrato de la ampliación de los gasoductos TGS y TGN.

 Además: Excandidato presidencial de Martinelli se lanza al ruedo con nuevo partido

Se investiga si esos funcionarios "desviaron la voluntad del Estado para favorecer indebidamente a la firma".

Es por eso que el Gobierno solicitó a la Justicia que impida el reclamo de la constructora, "basado en contratos que fueron obtenidos en forma ilícita" por los que ya cobró 18,000 millones en la ejecución de las obras.